• Páginas

  • Categorías

  • febrero 2012
    L M X J V S D
    « Ene   Mar »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    272829  
  • Archivos

  • Gente sin seriedad

Castlevania: Harmony of Dissonance


Muy buenas a otro post del blog cuya frecuencia de posteo depende de una variable que antenta contra la logica informática: la aleatoriedad pura.

Esta noche me gustaría hablaros de otro Castlevania de GameBoy Advance con el que estado dándome estos días de preparación de exámenes. Castlevania: Harmony of Despair Dissonance.

¿Otro juego protagonizado por Alucard? Pues no es solo que Justle Belmont lleva mucho sin salir de casa.

El juego nos teletransporta a cuarenta años después de que Simon Belmont se librase de la maldición que Dracula le impuso en el Castlevania II de NES. Juste Belmont tiene dos amigos, Maxim un gran ninja (si, un ninja, ¿que pasa?) y Lydie. Total que Maxim, cuando Juste recibe el Caza-vampiros, decide irse a un viaje para hacerse más fuerte pero cuando vuelve ha perdido la memoria y su amiga común, Lydie, ha sido secuestrada. Curiosamente ha aparecido un castillo tope raro y del que no existe ningún registro… No hay que ser ningún investigador del CSI para darse cuenta de que Lydie esta siendo retenida dentro. Por supuesto nuestra misión es salvarla aunque la tarea no será sencilla ya que ese castillo es, indudablemente, Castlevania.

Castlevania = Rpg + Item crush = Fucking epic

Siguiendo con el estilo de action-rpg que ya es característico de la saga intenta realizar un acercamiento con este título al jugador menos exigente ya que su dificultad cae en picado en comparación con la anterior entrega… aunque es posible que la dificultad sea la misma pero ahora que llevamos a un Belmont… pues la cosa cambia. Que conste que Justle tiene poquisita pinta de ser un Belmont e incluso de ser un ser humano ya que tiene una pinta de Alucard que no puede con ella. El sistema “raro” de este juego es un simple conjunto de libros que mezclándolo con nuestra sub-armas conseguiremos diferentes efectos que, ni de lejos, son obligatorios para jugar, aunque en algunas situaciones son, indudablemente, útiles. Así, sumando la cruz o búmeran (como lo queráis llamar) con el libro verde (el del viento) crearemos un escudo de cruces o bien usando el libro rojo y la cruz utilizaremos el mítico ítem-crush de este sub-arma. Nada complejo y que podemos cambiar en medio de una batalla con una simple combinación de botones.

Si ves a Drácula... ¡¡Dale con el látigo, dale con el látigo!!

Este juego esta repleto de puntos altos y bajos por lo que su evaluación no resulta fácil y, aunque mi intención es trasmitiros mi experiencia, estoy inseguro que esta gigantesca contraposición que voy a hacer se entienda claramente. Empezare por uno de los puntos que más me ha gustado del juego: La movilidad del personaje. Usando botones L y R haremos una carga en esa dirección por lo que, una vez nos habituemos, podemos lanzar un ataque y evadir el golpe del rival a una velocidad endiablada, haciendo que nuestra supervivencia, comparada a otros juegos de la saga, aumente hasta niveles imposibles hasta el momento. Además la dificultad baja mucho ya que además de que los enemigos no son tan brutalmente complejos como en otros juegos, sus pautas de ataque son excesivamente predecibles algo que hace que soñar con hacerle perfects a los bosses a la primera sea bastante posible (excluyendo algunos bosses, claro). Uno de los problemas más gigantescos del juego es la navegación por el castillo. Si el jugador esta acostumbrado a la saga, se encontrara con ciertas presunciones que le costaran corretear un buen rato por el castillo como un gilipollas ya que hay dos conceptos que, hasta que uno los interioriza, hacen que entender donde hay que ir a continuación sea de leyenda. (Como pista diré que los teleports están conectados dos a dos y no son una forma de ir de una punta a otra como en otros juegos de la saga). Otra cosa que me ha echado mucho para atrás es la música ya que no solo no hay canciones míticas de la saga sino que tienen una calidad paupérrima, algo extraño para mi en un Castlevania. Otra cosa que me desconcertó es lo catastróficamente mal elaborados que están los spites de personajes y enemigos en general (el de Maxim es un puto insulto en mi opinión) aunque tiene muchísimos enemigos que no aparecen en otros juegos y me han gustado bastante sus mecánicas y gráficos. Sin embargo me ha gustado la idea de los “varios finales” que tiene el juego y como se enlazan con el Castlevania II. Otra cosa que llama la atención es que durante el juego iremos encontrando muebles que iremos colocando en una habitación concreta del castillo y que solo responde a una necesidad relativa a uno de los finales del juego, es divertido ir llenándola con las cosas que encontramos, que conste.

El protagonista ha pasado de extraperlo algo de JB... si es que la peña esta jodidamente perdida con el alcohol.

La verdad es que tiene los pilares para convertirse en uno de los mejores Castlevania de GBA pero patina en algunas áreas que considero cruciales para esta saga: como algo de dificultad (no tiene que ser Wipe tras Wipe pero tampoco llegar y destrozarlo todo) , unos sprites dignos de un paint-artist y una música que ni hecha con el Acid music del año 2000. Aunque uno pueda decir que es una súper copia del Symphony of the Night (el protagonista, de verdad, es un aspirante a Alucard, es que vamos no puede consigo mismo de lo parecido que es) tiene puntos para brillar por si mismo, como el concepto del castillo, los puzles y el estilo de combate basado en la movilidad de nuestro héroe. Es difícil calificarlo aunque diría que es como un licor café que hayamos una vez en la despensa de mi casa: Bifásico; Primer momento = aguardiente; Segundo momento = café. Pasa lo mismo cuando saboreas este juego, te debates entre decir si decirle a alguien que jugar es mandatorio o completamente omitible. Yo me decanto por la opción de recomendároslo y que lo probéis vosotros mismos ya que, aunque yo me lo pase bastante bien, reconozco que puede no ser del gusto de todos los paladares.

Ese conjunte de pixeles verdes es Maxim... Es que me duele a la vista puto cabron

Espero que este post, como siempre, os haya parecido interesante y que aguardéis con ansias los próximos posts que tengo en la recamara que, a pesar de ser completamente anodinos y triviales, seguro que os entretendrán durante unos breves minutos.

Un saludo y buenas noches.

PD: ¡Saque un 9,1 en psicología de la comunicación! ¡Estoy to over!

Anuncios

Una respuesta

  1. Que fuerte te ha dado con los Castlevania! Yo tengo en mi recuerdo el Symphony of the night, era terriblemente complicado, un mapa dificil y en el que te perdías con facilidad, el control del personaje era complicado y chupabas ostias como panes, con esa premisa, no he vuelto a jugar uno mas… En fin, me alegra que te lo estés pasando bien con este maratón!

Contestar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: