• Páginas

  • Categorías

  • marzo 2016
    L M X J V S D
    « Feb   Abr »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • Archivos

  • Gente sin seriedad

¿Quién es el malo?


¡Muy buenas a todos estimados lectores de OstiaUnLobby!

Tengo como una idea en la cabeza y creo que solo si la escribo y la comparto con vosotros quizás pueda terminar de darle forma. Me gustaría que jugáramos a descubrir quién es el malo de la siguiente historia.

En un antiguo reino, había una preciosa princesa y, un día, una bruja le pone un maleficio a la princesa y la deja durmiendo. “Solo yo tengo la forma de curar la princesa” Grita la bruja. El caballero recibe la visita del mago y descubre que derrotando al pérfido dragón negro podrá salvar a la princesa”.

Siguiendo los tópicos arquetipos, seguramente todos diremos que la bruja es la mala de la historia. No hay nadie en contra ¿verdad? Vamos a añadirle unos detalles más a la historia.

En un antiguo reino, había una preciosa princesa que atraía la atención de todos los galanes. Una poderosa bruja estaba perdidamente enamorada de un gran caballero y desesperada por ser incapaz de llamar la atención de ese hombre, decide hechizar a la princesa con un simple hechizo de sueño y grita “Solo yo tengo la forma de curar a la princesa” para obligar al caballero a recurrir a ella. El caballero se prepara para ir a encontrarse con la bruja y recibe la visita del mago, quien con la ausencia de la princesa puede usurpar el poder para sí mismo, engaña al caballero para que vaya a enfrentarse al dragón y, con suerte, fallezca.

A la luz de más datos creo que ahora la respuesta de quien es el malo es más debatible. Estaremos de acuerdo en que la princesa es la víctima en todos los casos ya que recibe la maldición y no hace activamente nada para molestar a nadie. La bruja está claro que es la que inicia la acción y es la que rompe el statu quo, ella es la mala aunque, como índica la segunda historia, hace un “mal menor” por una causa más o menos justificable. El caballero es la acción que busca solucionar el problema aunque su ingenuidad puede que le lleven a la muerte a él o al dragón que, en esta historia, no tiene la culpa de nada y es más, recibe un ataque en su guarida sin provocación. El mago en realidad no hace ninguna acción realmente mala en sí misma y, supongo, estaréis de acuerdo que en la segunda historia es el personaje más vil de todos, porque su motivación es la más destructiva con diferencia.

Sin embargo aún podemos darle otra vuelta de tuerca más

En un antiguo reino reinaba una preciosa pero incapaz princesa a la que se le perdonaba su incompetencia como gobernante por su cara bonita. Harta de esa situación la bruja, no queriendo matar a la princesa, la deja en un plácido y grita “Solo yo tengo la forma de curar a la princesa”. El caballero, habiendo jurado defender a la princesa a pesar de todo, recibe la visita del mago que, pretendiendo ganar tiempo para que el Reino pueda recuperarse, decide hacerle perder el tiempo al caballero y le asusta con una tarea imposible: Derrotar al pérfido dragón negro”.

En este caso la princesa no es activamente mala, pero es un personaje que provoca efectos negativos en el resto de manera involuntaria, por ello la bruja, que ve una oportunidad para ayudar a todos, la hace causando el menor mal posible a la princesa. El caballero debe cumplir con su voto de guardián a pesar de que él también se ve beneficiado por la ausencia temporal de la princesa y el mago le engaña para ganar tiempo. ¿Quién es el malo aquí?

¿Por qué es importante saber quién es el malo en una historia? Creo que es clave saber que todas estas historias tienen pequeñas dosis de “aprender a comportarte en sociedad”, el llamado componente socializador. Todas las historias del imaginario popular tiene su moraleja, algo que nos enseña un poco de la vida, como comportarnos como los demás y ejemplos a no seguir. Entender quién es el malo y porqué es exactamente el malo, en qué perjudica a los demás, es importante aprender que conduzcas serán castigadas por la sociedad sin tener que ser, necesariamente, ilegales.

No lo va a parecer pero esta absurda historia pretende ser una reflexión sobre los medios de comunicación. Últimamente, siento que me cuesta mucho responder a preguntas sencillas sobre la información que recibo de los medios. No logro extraer una historia global de las noticias que vuelan en las redes sociales. Es como si el problema de la división catalanista provocara un éxodo masivo de refugiados que se están muriendo por mediación de Pablo Iglesias.

Chistes aparte, lo que me gustaría traslucir con estas historias es el hecho del foco, de la inclusión u omisión de detalles y un pequeño texto indicando la motivación del actor ayuda a establecer una guía para entender quién hace qué y un porqué. De acuerdo en que en la vida real el maniqueísmo no existe y no se puede tratar algo con un enfoque tan absoluto como “bueno” o “malo”  pero igualmente necesitamos entender qué hacen los actores de la historia de nuestra realidad social y saber porque. Siento que los hechos son unos, pero el enfoque que recibimos de la historia varía demasiado en según quién nos la cuenta. ¿Qué lógica tiene además de la evidente?

2 comentarios

  1. Tienes mucha razón, tal y como está el panorama periodistico ya no sabes de quien fiarte, todos mienten más que hablan. Siempre he pensado que mentir en este ámbito debiera estar penado por ley, al fin y al cabo, se saltan a la torera la ética periodistica y manipulan a la sociedad. Pero claro, ahí entra en juego la libertad de prensa y blablabla, no puedes atacar la libertad de nadie de decir lo que quiera, excepto si eres de izquierdas, en ese caso te crucifican y vía =D

  2. Me recuerda a unos comics que leí hace tiempo en que el protagonista era el bueno pero solo te desvelaban las nobles intenciones que en realidad tenía el malo cuando este ya estaba agonizando (Algo rollo Legal-Bueno frente a Caotico-Bueno, siguiendo las alineaciones roleras)

    Escuché el otro día en la radio que las redes sociales pueden fomentar el “tribalismo”, refiriendose a lo fácil que es bloquear/ignorar lo que no queremos escuchar creandonos un entorno donde no hay intercambio de ideas. El descenso de los medios tradicionales a panfletos ideológicos tampoco ayuda.

Contestar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: