• Páginas

  • Categorías

  • agosto 2017
    L M X J V S D
    « May    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • Archivos

  • Gente sin seriedad

10 películas que gustaron a todo el mundo menos a mí


¡Bienvenidos una vez más a esta moribunda cabecera! Hoy toca (otra vez) hablar de cine. Si bien hace un año compartía con vosotros la lista de las 10 pelis que solo me gustaron a mí, hoy os deleito con el artículo opuesto: Películas aclamadas que, a lo sumo, me provocaron bostezos. El orden, no es significativo.

1- El club de los poetas muertos

No es que no pille el mensaje de la película, que sí, que la juventud pasa y no vuelve, el pensamiento individual contra la factoría del establishment… Pero joder, nos lo hace llegar de una forma super evidente, ingenua y maniquea. Empezando por ese profesor “guay” cuyo concepto de motivar a los alumnos consiste en ponerlos a hacer el capullo porque se conoce que en eso consiste ser libre.

Sin olvidarnos, de los niños, que a veces tienen conversaciones que ni tiarrones de 30 palos. Pero lo más grave, SPOILER ALERT: suicidarse porque tu padre no te deje participar en una obra de teatro no tiene ni pies ni cabeza. Es imposible empatizar con eso, es demasiado exagerado.

“Y mis padres haciendo horas extra para pagarme esta escuela…”

2- Pesadilla antes de navidad

Lejos de odiar esta peli, creo poder decir que me gusta. Pero ¿No os da la impresión que su impacto cultural es desmedido? Merchandising omnipresente, gente citándola como influencia… pero más allá de que visualmente es molona ¿qué tiene esta película? Pues, para mí, nada.

Una historia insípida, personajes poco carismáticos, ningún diálogo memorable y… ¿A alguien le viene a la mente alguna de las canciones? Hay quien ni recuerda que es un musical. La traducción al castellano rompe en parte la premisa principal de la película (confusión entre Santa Claus por Sandy Claws) Que ahora nada, pero de pequeño eso de Santa Clavos no había quien lo entendiese.

“No soy como las demás chicas de 15 años” Starter Pack

3- Mad Max (1979)

Cuando se estrenó Mad Max 3, la última de la trilogía antigua, yo aun no había nacido así que tal vez el problema sea generacional, pero me parece un coñazo. Os juro que el ritmo se me hace lento (en especial con las dos primeras), que seguro que en su día no lo era, pero…

Sin duda lo que menos comprendo de la saga es la falta de coherencia entre las 3 pelis. Max no es el mismo personaje en la 1 que en la 2 y ni de coña están en el mismo mundo en que se desarrolla la 3. Eso sí, Fury Road estuvo de puta madre.

Me acojona más el Mel Gibson actual con sus opiniones sobre los gays, la verdad

4- Los Goonies

Al igual que echarle mierdas al gin-tonic, el tributo a los años 80 es una moda que dura ya demasiado y se hace cada vez más ridícula. Hace unos años, ya veía gente ensalzado esta película como una de las mejores de Spielberg y, por curiosidad, un día me dispuse a verla.

Mi sorpresa fue que… ¡Ya la había visto! De pequeño, en algún pase de sobremesa televisiva. Claro que para mi era “La peli del tio feo vestido de Superman”. En cualquier caso, la dejé porque me aburría. Es muy para niños, lo cual no es un defecto, pero si ya entonces no le vi nada especial

Como detalle que no le importa a nadie: En esta peli descubrí el concepto musical de “bemol y sostenido”, que me hizo descojonarme en la escena del piano porque “bemoles” era el eufemismo que usaba mi madre para no decir “cojones” delante de sus hijos.

“Tío, los 80 molan, los 80 eran lo mejor ¿No viviste los 80? No tienes infancia… etc.”

5- Distrito 9

La película que me hizo dejar de leer a cerca de películas que aun no se han estrenado. La vez que más defraudado he salido del cine desde Matrix 3. Se supone que era una historia de ciencia ficción, Africana, con mensaje político haciendo alegoría al Apartheid, Peter Jackson en la producción ¡Incluso estaba nominada al Oscar a mejor película! Hype máximo.

Nada, al final fue una americanada sin pies ni cabeza. Las referencias al Apartheid se limitó a: “Lo que antes eran los negros, pues ahora los aliens” y a tomar por culo. Para colmo, el protagonista es un tío odioso con un bigotillo a lo Martínez el Facha al que hubiese intentado clavarle la pajita en un ojo si la peli llega a ser en 3D

No sé qué le vio todo el mundo. Y no pienso ver Chappie, Neil, dos veces no me la cuelas.

Un desalojo, otra okupazión

6- Madagascar

El problema de las pelis de animación es que son tan bonitas de ver, que te animas con algunas que claramente no van orientadas a ti. Es el caso de esta película. Supongo que yo esperaba una especie de Shrek, pero en su lugar me encontré con un producto mucho más infantil. Insisto en que esto no es un defecto, pero no era lo que esperaba.

Parte de mis quejas van también a la adaptación española ¿Qué necesidad había de traducir la mítica canción de “I like to move it, move it” por “Yo quiero marcha, marcha”? Joder, ni que los niños se fuesen a morir por escuchar un par de frases en Inglés. Al menos los pingüinos molan.

4 tipos locos los 4 y a Brehmen vamos con… ah, no, esos son otros…

7- Super Size Me

¿Es el documental más mongolo de la historia? Si no lo es, por favor, proponedme uno peor en los comentarios. Un fulano decide desayunar, comer y cenar a diario en un McDonalds con el fin de demostrar que es malo para la salud ¿Conclusión? Sí que es malo. ¿¿NO ME DIGAS?? ¡ERES UN PUTO GENIO!. Estoy ansioso por ver sus próximos trabajos: Tirarte de un avión en pleno vuelo sin paracaídas ¿Será letal? Los resultados te dejarán asombrado.

Lo peor no es tratar de demostrar algo que, en 2004, era ya bien sabido por todos, si no que realmente no demuestra nada. Porque piensa en cualquier pulpería, sidrería, asador… (por contraponer al fast food de franquicia) que conozcas e imagina hacerte ahí las 3 comidas del día durante un mes y pidiendote las raciones grandes (porque una de las condiciones del documental es que se tenía que pedir el tamaño King Size si estaba disponible) ¿Me estás diciendo que tu salud no se vería afectada? Venga, hombre…

“No me puedo creer que mi mujer se tragase lo del documental como excusa para no cocinar”

8- Batman Begins

Es una película de superhéroes para gente a la que le da vergüenza reconocer que le gustan los superhéroes. De ahí ese Bruce Wayne atormentado y las frases grandilocuentes, como diciendo “esta es para adultos”. Un tonito pretencioso que se mantiene en toda la trilogía.

Ese afán por explicar de forma realista de dónde saca sus habilidades y sus artilugios resulta inútil porque lo único que consigue es que te preguntes: “Y por toda la pasta que se está dejando… ¿no hay formas más eficientes de combatir el crimen que disfrazarse de murciélago y salir a repartir?” Menos mal que luego llegaron Los Vengadores para sacudirse los complejos y sacar la esencia de los superhéroes: Fantasía, hostias y disfraces de colores.

El caballero oscuro. Y, a su lado, Batman.

9- Un Pez llamado Wanda

Yo no sé si la vi demasiado de joven, o con el ánimo equivocado o qué, pero me parece completamente insulsa. Como enredo, entretenida, pero como comedia, ni puta gracia. Yo creo que mucha gente vio el nombre de los Monthy Python en el cartel y ya automáticamente decidió que la película era tronchante.

Humor completamente blanco, jueguitos de palabras, personajes tontorrones… Luego leo críticas y flipo, todos poniéndola cómo “Ácido humor inglés”. Me gustaría recordar que, en el humor inglés, el que se queda serio es el que hace el chiste, no el que lo escucha. Que a veces alguno parece no tenerlo claro. Y no puedo decir mucho más porque, la verdad, me dejó indiferente.

Kevin Klein llamando “al enemigo” para ver si consigue hacer reir

10- Quemar después de leer

En los cómics de Predicador, hay un momento en que los protagonistas hablan de si son mejores las pelis de Chaplin o las de Laurel & Hardy (a.k.a. el Gordo y el Flaco), para concluir que los que valoran más la estética son del primero mientras que los que valoran más el contenido son de los segundos. Siguiendo el símil, esta es una comedia para los de Chaplin.

A mi me gustan varias de los Cohen, pero en esta parecen autoplagiarse el estilo con ideas muy endebles. Es elegante, las actuaciones son buenas y alguna situación es ingeniosa, pero no me hace gracia. Eso es lo único que no le puedo perdonar a una comedia.

Frase real de la peli que resume mi opinión sobre ella: “Sea lo que sea que hemos hecho, no lo volvamos a hacer”

Anuncios

Contestar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: