• Páginas

  • Categorías

  • abril 2018
    L M X J V S D
    « Mar   Jul »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Archivos

  • Gente sin seriedad

Este contenido no le importa a nadie


¡Muy buenas amigos de OstiaUnLobby!

De verdad, que poca vergüenza que tengo que vuelvo a escribiros sin incluir fotos de animes. Lo siento.

Sin embargo, creo que el post de hoy es, en cierta medida, terapéutico. El gran post de celebración del décimo aniversario de OstiaUnLobby me hizo reflexionar bastante sobre este blog, sobre quién soy y más importante, sobre como me percibo yo a mi mismo.

Escribir es algo mágico. De verdad. Es, de alguna forma, totalmente imposible de explicar: te vienen a la mente mil historias y debes encontrar, entre un millón de combinaciones, una forma de hacer que tus ideas le lleguen a un montón de personas ajenas a ti y que, a todas luces, no tienen porque pensar, sentir o conocer las mismas cosas que tú. Escribir es algo mágico. Puedes hacerle llegar un sentimiento o una idea a otra persona. Escribir es muy ilusionante. Pero en el camino he sufrido algún tipo de problema/bloqueo/daño y he sido incapaz de sentarme y ser capaz de “crear” sin imponerme frenos. De alguna forma perdí una capacidad que ha hecho OstiaUnLobby lo que es: Escribir con el corazón abierto y con una absoluta ilusión por compartir. Voy a contaros un poco este periplo por si alguno más siente lo mismo que yo y podemos ayudarnos mutuamente.

La historia es bastante poco interesante y por eso os la voy a contar: Este blog nació con muy poca vergüenza y mucha ilusión. Tengo posts absurdísimos en los que además de enorgullecerme de un estilo de escritura al nivel SMS, contaba cosas que, efectivamente, no le importaban a nadie. Pero era muy divertido. Mi nivel de auto exigencia era bastante bajo pero OstiaUnLobby, a cambio, me daba cantidad de momentos gloriosos y de la oportunidad de descubrir mucho más del mundo y de mi mismo al dejarme volcar lo que llevaba dentro. Este editor de posts tan cutre absolutamente sensacional que es WordPress, ha visto como he ido escribiendo y borrando una absurdísima cantidad de palabras. Rara vez no he aporreado las teclas de mi ordenador (o del ordenador de otros, según el nivel de calentón por escribir) sin tener esa emoción de compartir y, en muchas ocasiones, querer hacer reir o indignar según el contenido de ese artículo en cuestión. Recuerdo que en ocasiones, al irme por ahí, ya llevaba mi portail por si me golpeaba la inspiración. Si esto pudiera ser Age of Empires o algo así, sin duda sería la Edad de los Descubrimientos y la Ilusión.

Luego me metí en Periodismo y quise mejorar mi manera de escribir (non erache sen tempo). De alguna forma, redactar para un blog o hacer videos en yutuf, tenía mucho de mágico porque no solo implicaba compartir esta llama que descubrí con mis hermanos de blog en este espacio virtual, si no porque podría convertirse en mi manera de ganarme la vida. Mientras estudiaba, escribí aquí algunos posts que me robaron tiempo de estudio, algo que posiblemente perjudicó un poco mis notas aunque es cierto que aprobé todas a la primera (soy el puto amo, por supuesto). Durante este proceso, mi muy querida Verónica me inspiró para hacer un blog con un contenido algo más serio que versase sobre mi mayor pasión: Los videojuegos. No tardé en querer hacer algo más audiovisual, más acorde al medio en el que me movía. Y así empecé mi canal de Youtube, una aberración sin mucha coherencia pero que se hace quemando toneladas de pasión por los videojuegos.

Al poco de acabar la carrera, empecé a buscar trabajo. Mi CV se debió verdescartar en un porrón y medio de empresas. Huelga decir que el teléfono no sonó ni una sola vez. ¿Qué había hecho mal? Posiblemente, el problema es que no estaba yo al nivel que creía y por eso ninguna empresa se interesó por mi perfil a pesar de haberme presentado en algunos puestos en los que se pedía un periodista con alguna titulación en informática (más mi perfil imposible). Podéis imaginar la bajada de autoestima que padecí gracias a esta situación. Empecé a cuestionarme cada palabra que escribía y, al sentirme así, veía que todo lo que intentaba no era realmente espectacular e increíble. ¿Quién invertiría su tiempo en leer mi mierda? ¿Merecia la pena gastar un espacio en algún servidor con estas palabras? Así, poco a poco deje de escribir porque me llenaba de dudas y el proceso que antes me ayudaba a desconectar y a divertirme se convirtió en un ejercicio agónico que me apretaba sin piedad el cuello.

Paradójicamente, durante ese tiempo me dediqué en cuerpo y alma a hacer mierda en Youtube y la verdad es que lo considero como haber estado de fiesta durante toda la época universitaria. Podría decir que era como ir a tomar copas aunque incluso algunas veces me he tomado unas copas con gente por internet… Sí es brutal y abstracto, como mínimo. Hacer aquel contenido era increíblemente divertido y me impedía pensar en “lo otro” así que, mientras iba haciendo cosas cada vez más surreales, como estar 28 horas y media en directo ininterrumpido, intentaba huir de la ansiedad que me provocaba mi estado laboral. Y más con tanto videojuego y consola saliendo al mercado y no teniendo dinero para poder comprarlo.

Ahora estoy cortando aquellas ramas que me estaban atrapando y empiezo a ser capaz de moverme otra vez. ¿Y eso? Quizás una de las cosas que me hizo ver que OstiaUnLobby es necesario es ver la lamentable actualidad de nuestro país y ver que se está censurando sistemáticamente. Todos conocéis los casos en los que una obra de teatro, un chiste por twitter o un comentario estúpido en facebook han terminado en imputaciones. Esto no se puede consentir. Otra razón, aunque suene raro, fue agravio comparativo: He leido multitud de artículos en diferentes medios que dejaban muchísimo que desear ¿Por qué mis textos iban a ser peores que esos? ¿Bajo qué criterios? ¡¡Los cojones!! Por último, aunque no menos importante, gracias a unas conversaciones con mis hermanos de blog me han hecho abrir los ojos y darme cuenta de que el bloqueo que padecia era exclusivamente mio, no respondía a absolutamente nada que no fuera yo mismo paralizándome. ¿Sabéis el típico “tú eres tu peor enemigo”? Pues joder, es verdad, nadie odía tanto lo que escribo como yo mismo. Todas las veces que he borrado mis artículos pensando “es que tal o cual persona” pensarán… Pero eso era falso, era una voz en mi cabeza que pretendía hablar por otros. Al darme cuenta de esto, he sido capaz de romper algunos eslabones en esa cadena que estaba atando mi mente y ahora siento que puedo volver a enfrentarme a este editor de texto. Además ¿Y qué si a la gente no le gusta lo que escribo? Parte de la libertad de expresión es eso.

Os parecerá una estupidez que se puede resumir en un post de OstiaUnLobby o en un libro de autoayuda, pero darnos cuenta de qué nos frena y enfrentarnos a esto hace que seamos capaces de superar los obstáculos que nos ponemos. Es fácil perder la motivación de hacer las cosas que nos gustan, más si es algo creativo cuando el mundo se nos echa encima, pero aprender a ver el mundo desde otra perspectiva y apoyarnos en la gente que entiende lo que hacemos es fundamental. La calidad de lo que escribimos nace de uno, no se evalua en función el número de lectores.

En resumen, no es que todos tengamos las mismas vocaciones pero si compartís la de “crear contenido”, no os vengáis abajo por nada. Seguid haciendo eso que os divierte y os ilusiona y no os vendáis a valores que no os llenen. Sobre todo, nunca dejéis de hacer cosas por miedo, por temer si “triunfará”, por temer el “qué dirán” y, por encima de todo, por temer “si estaréis a la altura”. Nunca se sabe qué gran idea podría alegrarle el día a alguién.

-¿Ya puedes escribir a tu rollo, Javi? ¡Qué de puta madre! ¿Esto significa que vas a volver a escribir como antes?
-Molaría pero es que he vuelto al World of Warcraft…
-Eres un imbécil.
-Ya tio pero es que me quiero hacer una Draenei forjada por la luz Paladin, no jodas
-Ah, si es por eso vale que mola que te cagas, pero no te pongas a raidear, ¿eh?
-Noooo , hombre noo, claro (se pone a silbar y se aleja a paso rápido. Quizás podría decirse que lleva los dedos cruzados)
Ya desde lo lejos – ¿En serio? Te escribes un post de mierda solo para decir que has vuelto al puto WoW ¿EN SERIO?

Sed felices gente, vivid la vida a tope, como la silla feliz. Y no seáis como yo, que no os frene vuestra propia estupidez.

Una respuesta

  1. ¿Draenei?¿Qué clase de tauren es ese?

Contestar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: