• Páginas

  • Categorías

  • agosto 2018
    L M X J V S D
    « Jul   Oct »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Archivos

  • Gente sin seriedad

(Des)encanto: ¿Es un bluf o necesita tiempo?


Crítica SIN SPOILERS

Acabo de terminar la primera temporada de (Des)encanto, ya sabéis, la nueva serie de animación de Matt Groening. Narra las aventuras de Tiabeanie, la joven y juerguista princesa del mágico reino de Dreamland (Utopía en la traducción española).  Junto a ella van Luci, un pequeño demonio y Elfo, un elfo (claro). Cabe destacar que, aquí, los elfos son más parecidos a duendecillos que a lo que comunmente se entiende por esta raza en la fantasía medieval, género que la serie parodia. Esta primera temporada está compuesta por 10 episodios autoconclusivos.

Como fan absoluto de Futurama y Los Simpson (Pese a que sus 12 temporadas buenas hayan quedado diluídas por otras 17 “reguleras”) me ha costado mantener el hype a raya, pero creo que lo conseguí: Me enfrenté a ella a autoconvencido de que no me iba a flipar como las anteriores, al menos no en un primer visionado. Y la verdad es que no me equivoqué.

Al igual que es un error decir que un futbolista de 18 años es “el nuevo Pelé“, no sería justo comparar (Des)encanto con Futurama. Lo que pasa es que complicado no hacerlo cuando se han empeñado fusilar su estructura y espíritu. Incluso el primer capítulo es muy similar al primero de la citada serie y sus protagonistas son fácilmente identificalbes con Fry, Leela y Bender. 

El mayor problema tal vez sea el ritmo y me cuesta mucho explicar esto. De algún modo, a veces los capítulos se hacen lentos, incluso juraría que los personajes, por momentos, se mueven de forma ralentizada arruinando el timing, tan importante en el humor. Os pongo un ejemplo: Imaginad que estáis viendo una sitcom, hay un chiste y en vez acabar ahí la escena te la alargan un par de segundos en el que los personajes continúan lo que estaban haciendo o simplemente se quedan mirándose en silencio. Muchos gags pierden fuerza por cosas así.

El reino de Dreamland no cumpliría la ley de costas de Galicia.

Otra cosa que he echado en falta es ESE capítulo brillante que te engancha a una serie para siempre. Un episodio memorable, con alguna frase que la gente luego repita, o una escena digna de referenciarse. Así como Futurama, ya en su segundo capítulo, nos daba la tronchante canción de “Somos balleneros” y la mítica frase de Bender de “Casinos y furcias”, aquí ningún capítulo sobresale de los demás. O al menos no por mucho.

Pero no todo es malo. Los capítulos son, en general divertidos y el tipo de humor elegido escapa de la deriva soez de los actuales Simpson buscando volver al humor absurdo que los caracterizaba en su origen. A medida que avanzan los episodios, los personajes secundarios van dibujándose más y la serie se va enriqueciendo. Uno acaba la temporada con sensación de trayectoria ascendente y da lástima que no haya un par de capítulos más. Eso es buena señal.

Los personajes secundarios acaban por convertirse en lo mejor de la serie.

Y si es cierto que Futurama ya nos dio episodios clásicos enseguida, en el caso de Los Simpson hay que ir a la segunda temporada para empezar a ver capítulos realmente buenos. De Groening no esperamos otra cosa que lo mejor y tal vez esto haya jugado en su contra en esta época en que se exige inmediatez y los matices están mal vistos.

De modo que, respondiendo a la pregunta planteada en el título, creo que tiene los ingredientes para convertirse en una gran serie si le damos tiempo para que afiance su tono y ritmo propios. Yo le daría una oportunidad.

2 comentarios

  1. La acabo de terminar justo ahora y la verdad me lo he pasado bastante bien. Quizás me sobran algunos chistes que no sé a cuento de qué vienen y son un poco “pues vale” rollo: He encontrado a Elfo, ah no es un cadaver de un mapache…

    Me ha parecido amena y tiene algunos puntos divertidos pero no es desternillante ni brillante en absoluto.

    Quizás mi súperpoder más estúpido es, en este caso, necesario. Yo siempre disfruto las obras y me olvido de los autores y creo que en este caso me ha permitido ver más allá de las series de las que procede.

    Por ello me parece algo injusto el trato que le he visto dar a algunos que la tachan de mierda infecta porque “debería ser mejor”… Yo que sé… Quizás le hace falta rojade para pillarle el punto justo al mundo que han creado, pero desde luego he visto críticas que la han puesto de “perdida de tiempo” y no me parece eso ni de broma.

    Me tiene pinta interesante, una lástima que tardaremos siglos (supongo) en ver más.

    Como punto curioso, me ha gustado mucho el tema central de la banda sonora, no sé que tiene un algo molón!

    Un abrazo.

    • Creo que definirla como “amena” es de lo más acertado. Es olvidable, pero uno se lo pasa bien viéndola. Ojalá la segunda temporada tenga unos cuantos capítulos más.

Contestar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: