• Páginas

  • Categorías

  • enero 2019
    L M X J V S D
    « Dic    
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • Archivos

  • Gente sin seriedad

Feliz Navidad y feliz 2019! Repaso del año


¡¡Felices fiestas, queridísimos lectores!! Los cuatro sinvergüenzas que llevamos este blog os deseamos que paséis estas fechas rodeados de la gente a la que queréis, que comáis hasta reventar y que os cubran de regalos, que fijo que os lo merecéis. Parece mentira que haya pasado otro año ¿Lo habéis aprovechado? Nosotros hemos hecho lo que hemos podido. Esto ha sido 2018 en Ostia un Lobby:

Arrancamos el año bloguero con nuestro tradicional post de películas anti resaca. Este año trataremos de publicarlo antes del día 1 de Enero, pues la primera borrachera del año ha de ser santificada. Pero el primer mes de 2018 dio para más, ya que poco después publicábamos nuestra teoría de El Efecto Plastilina. Se trata del error de juicio consistente en valorar algo no por lo que es, sino por el esfuerzo que sabemos que hay detrás, por ejemplo, la animación de plastilina.

Movimientos torpes, expresiones grimosas… pero como cuesta mucho hacerla, decimos que es buena. Eso es el efecto plastilina.

Aún en enero, consternados ante un par de amargas discusiones en las RRSS, analizamos por qué personas educadas en la vida real se convierten en subnormales cuando se ponen tras un teclado. El post fue titulado Ser Gilipollas: El estado natural del ser humano. A las pruebas en él expuestas nos remitimos.

Todos soñamos alguna vez ser como House: Un gilipollas que se sale con la suya.

Tras un febrero sin publicaciones, llegó marzo con un post kilométrico. Hablamos de The Wasteables: El peliculón que alguien debería hacer. En él proponíamos un reparto de ensueño para una hipotética película parodiando a Los Mercenarios (The Expendables) que, al igual que esta, reuniría a viejas glorias del cine, solo que del paródico en lugar del de acción ¡Que vivan todas las pelis con título acabado en “como puedas”!

Los beneficios de esa película ascenderían a “velocidad absurda”

En abril, dicen que aguas mil ¿donde vas a estar mejor que en casa viendo una peli con un gran cubo de palomitas? Nos decantamos por ver Bright, película de fantasía urbana protagonizada por Will Smith y estrenada en Netflix. En la redacción hubo opiniones encontradas, así que me veo en la obligación de decir que el post Bright: No es buena, pero merece la pena responde únicamente al criterio de su autor.

Al oeste de Rivendel, crecía y vivía…

Y por fin, el 5 de abril llegó la gran fecha: NUESTRO 10º ANIVERSARIO!!! Para celebrarlo, los 4 integrantes de esta web escribimos un post a coro. En Especial 10 años (título temporal porque hace referencia a un lapso de tiempo, genial), hablamos de los orígenes de este blog cuando éramos unos tiernos post-adolescentes compartiendo residencia universitaria, de nuestros objetivos (de entonces y de ahora) y del futuro ¡Muchas gracias a todos los que nos habéis acompañado durante estos años!

Ostia Un Lobby 10 años

Foto de familia. Las 40 primeras salieron movidas.

En el siguiente post, todavía en el mismo mes, dejábamos a un lado el humor para compartir unas reflexiones sociológicas: ¿Están nuestras opiniones radicalizándose a causa de la concisión que requieren las redes sociales? ¿Está esa simplificación de ideas llevándonos a una suerte de tribalismo de grupos homogéneos? Lo cierto es que agradeceríamos conocer vuestras opiniones. No dudéis en leer y participar en el debate en el post El juego de los absolutos.

Espoleados por lo del aniversario alcanzamos la barrera de 4 posts en un mismo mes. Este último, titulado Este contenido no le importa a nadie, se trata de una confesión íntima de Javi acerca de por qué a veces perdemos la ilusión por nuestros propios proyectos, del efecto de hacerse mayor en el proceso creativo y de otras tantas cosas. Aunque hayas llegado a este blog sin conocernos personalmente (¡bienvenido!), seguro que su lectura te resultará interesante.

The Killers la petaron en O Son do Camiño

Tras un mes agotador, dejamos el blog en barbecho hasta el verano. Ocurrió que, este año, el que escribe alcanzó la treintena y, en un acto esteril de rebelión contra el paso del tiempo, decidí volver a irme de festivales como cuando era un estudiante. Debido a ello, hice acto de presencia en la primera edición de O Son do Camiño, en Santiago de Compostela. Resultó ser una gran decisión: Hice nuevos amigos, me reencontré con antiguos compañeros, descubrí nuevos grupos, recordé antigua música y me pasaron algunas cosas raras. Decidí volcar la experiencia en un post titulado O Son do Camiño, una crónica tardía, pero me enrollé tanto que lo tuve que dividir en 3 partes:  Parte1(jueves), Parte2(viernes), Parte3(sábado)

 

En agosto, Netflix anunció a bombo y platillo una nueva serie de Matt Groening titulada (Des)encanto. A la semana de su estreno, las críticas dejaban entrever un gran sentimiento de decepción. Y en efecto, nosotros mismos tuvimos nuestras dudas que inmortalizamos en el post (Des)encanto: ¿Es un bluf o necesita tiempo? Un genio como Groening se merecía, al menos, el beneficio de la duda.

En septiembre cumplía 32 años una de las sagas de videojuegos más queridas en esta web: Castlevania. Javi se curró un impresionante vídeo donde recorría todas las generaciones de la familia Belmont para narrarnos sus legendarias batallas contra Drácula. Esto no fue publicado en el blog, pero pensamos que sí entra dentro del espíritu de Ostia un Lobby que es, ni más ni menos, compartir con vosotros las cosas que nos hacen disfrutar.

En octubre nos pusimos nuestras mejores galas. La ocasión no era para menos: Javi y Vero (orgullosos fundadores de esta web) se casaban y había que celebrarlo. Fue una ceremonia muy emotiva en la que, además, muchos amigos que solíamos vernos con frecuencia nos reunimos tras muchos años. Sé que esto es completamente personal y no tiene nada que ver con el blog, pero un evento que sacudió así nuestras vidas es imposible de ignorar ¡Que vivan los novios y que vivan las amistades inmortales!

Y tanta fue la emoción y el palizón del fin de semana, que me puse enfermo el lunes. Vamos, digo yo que algo habrá tenido que ver. Como no hay mal que por bien no venga, aproveché para volcar en un post las 10 reflexiones de mi reciente revisionado de la serie Friends. Básicamente, cosas que me han llamado la atención viéndola ahora que soy un adulto amargado en vez del jovial adolescente que se quedaba embobado viéndola en las emisiones en abierto del extinto Canal+.

“A ver qué ha escrito de nosotros el gilipollas este…”

En noviembre nos sorprendía la triste noticia del fallecimiento de un gigante del cómic superheroico: Stan Lee. Pese a que este es un blog en gran medida de frikerío y cultura pop, la verdad es que muy pocas veces se nos había dado por hablar de tebeos. Pensamos, entonces, que romper esa racha sería el mejor homenaje posible y eso precisamente hicimos en el post: Mis superhéroes favoritos (Tributo a Stan Lee) Descanse en paz.

source

A finales de ese mismo mes y, una vez más motivados por las discusiones en nuestras redes sociales, publicábamos Humor en tiempos de Facebook, donde denunciamos con preocupación el estado de censura social que sufre el humor, tanto desde la derecha, recuperando una intransigencia que nos recuerda a otras épocas, como desde la izquierda, que apelando a la corrección política acaba en una intransigencia no tan distinta de los primeros. Malas épocas para la libertad de expresión.

Cualquiera diría que acabamos de bajona. Para no dar esa sensación vamos con algunos datos positivos:

  • Hemos publicado 15 posts este año (sin contar este) ¡Desde luego no se puede decir que tengamos el blog abandonado!
  • 10 años de blog nos han visto quemar muchas etapas vitales, pero seguimos siendo amigos y viéndonos de cuando en vez ¡Y siempre nos echamos unas risas!
  • El de Stan Lee fue nuestro post número 500. No todos los blogs pueden presumir de esa marca.

En cuanto a popularidad, las antiguas reseñas de anime de Javi siguen siendo líderes absolutos de visitas, sobre todo los que tienen tetas, una bonita tradición que el blog debería recuperar en este año que se avecina. El campeón de visitas de 2018 ha sido la reseña de Kiss x Sis.

¿Qué nos deparará 2019? ¿Qué asuntos nos cabrearán y nos harán escribir posts de denuncias? ¿Qué películas veremos que nos gustará reseñar? ¿Qué anécdotas personales nos veremos impulsados a compartir? ¿Acabará One Piece de una vez? No sé vosotros, pero nosotros estamos deseando descubrirlo.

Feliz Navidad y próspero año nuevo a todos.

Javi, Vero, Davidrago, Fer Lee.

Mis superhéroes favoritos (Tributo a Stan Lee)


En Ostia Un Lobby somos muy de llegar tarde a todo. Un blog serio ya habría publicado anteayer una nota sobre la muerte de uno de los popes del frikismo. En cualquier caso, mejor tarde que nunca.

Siempre he sido lector de cómics, pero lo cierto es que Marvel/DC no era lo que más me atraía. De niño, Bruguera y francobelga, de adolescente, manga y tiras cómicas, de adulto, novela gráfica. Sin embargo, sí me sentí atraído por la figura del superhéroe a través de otros medios. 

A continuación comparto una lista de los superhéroes DE MARVEL (Que estamos homenajeando a Stan Lee!) que, de niño, más llamaban mi atención. El orden no es relevante.

 

Cíclope

ciclope

El rey de las dioptrías

Descubrí a la Patrulla X viendo los dibujos animados de la Televisión de Galicia. El hecho de que fuese el jefe ya me molaba (Al igual que me ocurría con Leonardo el de las Tortugas Ninja)

Pero además de eso, me producía empatía. Y es que yo he tenido que llevar gafas desde que me alcanza la memoria, y no solamente para leer. Cíclope también estaba obligado a ello… pero como parte de sus poderes! Y oye… qué gafas tan molonas!

Además, mi vecino era muy fan de Lobezno y nos divertíamos imitando los piques que se traían en los mencionados dibujos. Qué lástima que la adaptación cinematográfica lo haya convertido en un pringao.

 

Daredevil

daredevil

No le temo a nada, salvo al Kingpin Negro

Cuando a un amigo y a mí nos regalaron unos sets de muñecos de goma de superhéroes, nos llamó enseguida la atención uno que no conocíamos de nada: Tenía un uniforme completamente rojo y un palo blanco en cada mano. Molaba mucho.

Cada vez que jugábamos con él, nos inventábamos sus poderes: A veces era súper fuerte, a veces volaba y, como iba de rojo, por supuesto lanzaba fuego. Un día, alguien nos vio jugar con él y se refirió a este como “Dan Defensor”, lo cual cuadraba muy bien con las dos D’s que llevaba en el pecho.

Cuando por fin lo vimos aparecer en la serie de dibujos de Spiderman no nos lo podíamos creer. Eso sí, no me enorgullece decir que, al enterarnos de que era ciego, se convirtió en el alivio cómico de nuestros juegos, con chistes que hubiesen hecho sonrojar a Arévalo.

 

El Castigador

2451048-pun

Siempre lleva premio en la tómbola de la escopeta

De esta lista, el Castigador es el único al que sí conocí gracias a los tebeos. Concretamente, en uno de Spiderman titulado “A la caza del perico” que algún despistado había incluído en el suplemento dominical infantil de algún periódico.

Y digo despistado porque no es ni de coña para niños: Violencia, palabrotas y claro, el “perico”, que no era un señor, sino un alijo de cocaína. Sin embargo, era precisamente este el motivo por el que me encantaba ese cómic pues, acostumbrado a Mortadelo, nunca había visto cosa semejante. 

Punisher-Wolverine-09212017-615x475

No me he podido resistir a poner esta viñeta en la que le dispara a Lobezno en los cojones y le dice “Ya te volverán a crecer”. El puto amo.

Su estilo era, para mí, algo novedoso: Todo de negro, la calavera en el pecho, la cara al descubierto… Además, su arsenal de armas me evocaba a Arnold Schwarzanegger, del que siempre he sido fan irredento.

 

Ojo de Halcón (Hawkeye)

ojohalcon

Yo ya me flipaba con los arcos antes de Legolas

Vi a Ojo de Halcón por primera vez en una serie de dibujos de Ironman que echaron durante una época. Me llamó mucho la atención su uniforme, pues no era nada común que los superhéroes vistiesen de violeta. Visto ahora, es un poco hortera, pero entonces me parecía chulísimo.

No obstante, lo que más me atraía de él era su nombre, que me sonaba místico y agresivo. A veces, cuando jugábamos a superhéroes yo me inventaba uno con el mismo nombre, pero con poderes más guays (Normalmente, el de crear campos de fuerza, no sé por qué) Y es que ya entonces lo de las flechas… meh.

 

Spiderman

Spiderman

No se como hago que siempre se me enredan los auriculares

Cómo olvidarse de la más exitosa creación de Stan!? La serie animada de Spiderman que vimos en los 90 en el Club Megatrix fue la puerta de entrada a Marvel para muchos de mi generación.

Aunque lo cierto es que entonces opinaba que Spiderman  tenía unos poderes un tanto mierderos: Lo de trepar muros me parecía una gilipollez, era más fuerte que una persona normal pero siempre menos que sus rivales, el sentido arácnido no lo entendía y la red ni siquiera era un superpoder, solo un artilugio que encima se gastaba.

A mi lo que me gustaba de Spiderman era el propio Peter Parker: un “jachondo mental” que no paraba de soltar chascarrillos mientras acababa con los malos y tenía más problemas con sus novias que con sus enemigos.

Mención especial merecen estos últimos, ya que sus poderes y diseños eran de una creatividad increíble: Shocker, con sus poderes elécticos, Misterio, engañando al héroe con trucos de ilusionismo, el lagarto, claramente inspirado en el Dr. Jeckyll y el mejor de todos: Venom, el simbionte venido del espacio.

Spider-Man The Animated Series

Venom es el mítico colega que al que le da la borrachera en plan “tío, te quiero un huevo”

Por cierto, quereis saber cómo acaba esta serie? Pues de la mejor manera posible: Con un cameo de Stan Lee!! Genio y figura.

 

Señor Lee, no me queda sino agradecerle toda la diversión y todo el bien que sus personajes hicieron a mi imaginación. Confío en que, a fecha de publicar estas líneas, se halle usted ya en Asgard disfrutando con los dioses de un hidromiel tan sabroso que le haga relamerse mientras exclama: 

source

Especial 10 años (título temporal porque hace referencia a un lapso de tiempo, genial)


Ostia Un Lobby 10 años

¡Muy buenas amigos de OstiaUnLobby!

En todos los posts de OstiaUnLobby se da información totalmente veraz y para nada subjetivizada, como los grandes e ilustrisimos personajes que somos. Pero ¿quienes somos? Si haces esa pregunta y no vas a la sección homónima es para darte hostias en la cara, de verdad. OstiaUnLobby es un grupo de cuatro personajes que han unido sus fuerzas para escribir en un blog con un nombre muy raro. Aunque pueda parecer un fallo en Matrix o que contamos mal en binario, este blog cumple hoy 10 años.

Matasuegras, petardos y demás elementos festivos pueden usarse durante la lectura de este artículo

Javi

Hoy, 5 de abril de 2018, nuestro blog cumple 10 años. Parece mentira; aún recuerdo cuando empezamos este blog, Vero y yo en mi casa, y lo hicimos por el puro placer de hacer algo y así escribimos un primer post sin mucho sentido. Hemos escrito sobre muchas cosas, empezó un poco como reflejo de opiniones de episodios de anime y desbarres. Redescubrir todos estos recuerdos sobre el blog me ha hecho mirar hacia atrás y reconocer que el 2008 está muy muy lejos en mi vida. ¡Cuánto ha cambiado todo! Me gustaría pensar que, aunque ahora ya no invierto tanto tiempo en escribir en este blog, ha sido un testigo fiel de algun proceso personal.

Si os fijáis, al principio me daba bastante por el culo “escribir bien” y poco a poco, posiblemente a raiz de estudiar periodismo, pues le fui dando más importancia a lo de escribir. También este blog ha sido testigo de algunos de mis relatos, todos inacabados, sobre cosas que disfrutaba en ese momento. He intentado usarlo para que vosotros, mis amigos, tuvieráis más contacto con los animes y videojuegos que me encendian la sangre, en cualquier sentido. Poco a poco, quizás fui madurando (o quizás todo lo contrario) y este blog me dió la sensación de ser el lugar ideal desde el que, con humor, cambiar un poco el mundo. Ahora estoy algo más perdido en mi vida a pesar de haber encontrado algunas respuestas. Quizás he descubierto que todo es infinitamente más grande de lo que yo creía y estoy asustado ante la infinidad de caminos a tomar. Es raro porque siempre me sentí muy seguro de lo que hacia, pero quizás tras algunas derrotas, he empezado a asustarme de estar quedandome sin “Continues”. Quizás tan pronto como acabe este post y salga por la puerta, vea una luz que me aclare las dudas, pero mientras tanto, estoy en un inpass que no sé explicar a ciencia cierta.

Admito que he aprovechado este post para releer viejas glorias, pasarme por la seccion de comentarios y revisar con quienes compartía mi contenido. Además de tener muchos lectores sin teclado que venían con urgencias sexuales buscando hentai y demás cosas surrealistas, hay gente que, aunque no la conocieramos de antes, se hizo fija en el blog. Había posts en los que ya sabía quién iba a aparecer y qué iba a decir y tener esta pasión y poder compartirla es una de las cosas que, sin lugar a dudas, le ha dado sentido a mi vida.

Si os soy sincero, os diré que enchufé a Fer y a David (o los obligué a trabajar, según se mire) porque les echaba de menos. Que le metan contenido a un blog de gratis mola pero el tener un espacio compartido con ellos y volver a aquellas noches en las que, en una residencia universitaria, nos juntabamos para escribir un guión para un programa de radio con pocas aspiraciones más allá de hacer reir a la gente, es simplemente brutal. Aquellos miercoles de guión de Hasta Los Kinders, en los que haciamos de todo menos el guión, los sigo recordando, diez años después, como de los mejores momentos de mi vida y, si os digo la verdad, tener la oportunidad de tener un espacio para seguir estando con ellos, es algo que me llena de orgullo y satisfacción.

También quiero darle las gracias al propio blog como herramienta para ponerle el “micrófono” a estos cuatro pardillos que somos en OstiaUnLobby. No es que nuestra opinión sea más relevante o más sesuda que cualquier otra, pero gracias a este blog, sí que ha tenido la posibilidad de llegar a vosotros y haceros ¿”reflexionar”? Vale, parece que, oficialmente, me he pasado… ¿Qué? … ¿Ya he perdido el turno? ¡¡Mierda ahora que empezaba a robarle el protagonismo a Fer!!

Para terminar: muchas veces he compartido reflexiones en este blog.Vamos a hacerlo otra vez, esta vez debido a mi trigesimo segundo cumpleaños: Sed como la silla feliz y vivid la vida al máximo. Gracias por estar ahí, gracias querido público.

 

Davidrago

Pese a que no me he prodigado mucho por este blog, para mí siempre ha sido una especie de segundo hogar, un sitio donde podría hablar de lo que quisiera aún tratándose de temas más serios (si yo fuese capaz de esas cosas, por otra parte). Fue todo un honor pasar de ser fan y lector sin teclado a colaborador sin teclado, y ser parte de esto aún a día de hoy me parece un poco la continuación del Espíritu HLK. Y que llegue su Décimo Aniversario me llena de orgullo y satisfacción por haber podido aportar una mínima parte a este proyecto. Ha sido un largo recorrido lleno de crítica social y política, chistes y animes de tetas.

Me gustaría tener como propósito de aniversario publicar más a menudo por aquí a partir de ahora, pero no puedo prometeros nada, sólo decir que lo intentaré. Y sí, por supuesto, evitaré aquella tontería de los viajes en el tiempo. Los viajes en el tiempo no existen, estáis avisados.

(-Sí, señor de la CIA, ya lo he dicho, ya puede dejar de apuntarme con esa pistola. ¿Ahora para qué se pone gafas de sol?¿Y ese bolígr…)

 

Fer Lee

¿Alguna vez hemos explicado el nombre del blog? Se trata de una coña interna de un foro (UN FORO, joer, qué viejos somos) que administrábamos allá por 2008. En él, hablábamos del “lobby de Javi y Vero” por su tendencia a coincidir en opinión. Esa sintonía cristalizó en este blog, algo muy ilusionante porque, entonces, estos medios tenían cierta repercusión.

Reconozco que no fui lector desde el principio por ser, la mayoría de artículos, reseñas de anime. Sin embargo, a medida que la temática se diversificaba y los posts se iban haciendo más currados, me fui metiendo cada vez más hasta ganarme el título de “lector con teclado”. Una vez mis comentarios se hicieron más largos que los propios posts, Javi y Vero decidieron que mejor ficharme como redactor para que estuviese todo más ordenado.

Así, en 2012 me uno al equipo. Desde entonces me esfuerzo por matar el blog con mis artículos infumablemente largos, pero nada tío, que ahí sigue. Actualmente soy el redactor que más escribe y, a la vez, el que más se queja de que lo de escribir en blogs está pasado de moda. La coherencia no es lo mío ¡Feliz décimo aniversario, amigos!

 

Vero

Recuerdo como si fuera ayer aquella tarde: la alameda estaba llena de vida y la primavera amenazaba con llegar, pero nosotros, mentes inquietas, trabajábamos encerrados en la salita para dar vida a este humilde blog. Eramos jóvenes y queríamos contarle al mundo lo que se nos pasaba por la cabeza a través de una ventana virtual, porque nuestra opinión y visión del mundo era importante, o nosotros así lo pensábamos. Nacía de esta forma Ostia Un Lobby, un cajón desastre donde volcar nuestras aficiones, ideas, pensamientos y formas varias de arreglar el mundo.

Hago memoria y siento que el blog me sirvió en aquellos inicios como terapia donde volcar mis frustraciones con la vida y las injusticias sociales. Luego la vida y las injusticias sociales te pasan por encima y acabas tan “hasta los kinders” que prefieres dejar esos temas aparcados para centrarte en otros temas que te llenan y no te hacen daño. Fue así como surgió mi otro blog, que sigo escribiendo a día de hoy, centrado en temas de cosmética y maquillaje que, siendo sinceros, aquí no pegaban ni con cola. Sin embargo, fue este el blog que me creó la inquietud de escribir y compartir, de contarle al mundo lo que tengo que decir y siento que si no hubiera empezado por aquí probablemente no hubiera nacido mi humilde tocador virtual.

Javi es el pilar fundamental de mi vida, mi compañero de equipo, y ha sido maravilloso meternos juntos en berenjenales tales como este blog o el podcast del mismo, que nos dio horas y horas de diversión creándolos (y que espero que podamos retomar porque son tan jodidamente buenos que no podemos dejaros sin más). Pero también me siento muy agradecida de poder contar con los profundos conocimientos frikis en diversas materias del señor David Vazquez y el humor único e indescriptible del señor Fer Liñares, sin ellos este blog habría muerto hace tiempo, así que gracias por mantener este proyecto a flote. Y yo? Volveré? Seguro =P

El Efecto Plastilina


Llamo “Efecto Plastilina” al fenómeno que se produce cuando somos excesivamente benévolos juzgando algo porque conocemos el esfuerzo que hay detrás. No lo confundamos con nepotismo, no me refiero tanto a “voy a decir que esto mola porque lo ha hecho mi colega con mucha ilusión”, como a “Esto me parece una mierda, pero en su producción se han invertido muchas horas de profesionales con talento, así que debo estar equivocado”.

Fer escribiendo sosegadamente otro hater-post

Este post viene a reivindicar que la calidad de algo hay que valorarla por lo que ese algo es y no por lo que ha costado hacerlo. Cosas como:

Las películas de animación con plastilina

Efectivamente, este post se me vino a la mente viendo “Chicken Run”, de ahí lo de efecto plastilina. Este tipo de películas se realizan mediante un sistema llamado “Stop Motion” consistente en crear muñecos de plastilina y filmar el movimiento fotograma a fotograma. Esto quiere decir no solo mover las extremidades de los personajes sino también sus expresiones faciales, sus labios si es que hablan, las ramas de los árboles si es que queremos que se vea que sopla el viento… vamos, un trabajo monumental para el que se requiere una gran paciencia y un gran talento.

El resultado sin embargo, digámoslo sin tapujos, es una mierda. Las películas de plastilina son muy, muy, muy feas. Yo no se si es por lo del valle extraño o qué, pero de entre todos los tipos de animación, me parece con diferencia abismal el menos atractivo. Ni Chicken Run, ni Wallace & Gromit, ni “Los García”, la familia de plastilina que venía a vendernos que el Euro iba a ser la hostia, me convenció. Todo feo como el culo de un mono y movimientos tirando a monguer.

Si le preguntas a un adulto, te va a decir que es una obra de arte porque conoce el trabajo que hay detrás y quiere ser benévolo. No obstante, luego esas producciones y nunca triunfan al nivel de otros estilos de animación ni se convierten en referentes de la infancia de casi nadie.

1€ = 166,38 pesepfffffJAJAJAJAJA perdón, otra toma, por favor.

La natación sincronizada

A mi de entrada los “deportes” donde son unos jueces quienes deciden quién gana ya me dan bajona: La gimnasia rítmica, el boxeo, el patinaje sobre hielo… en fin, ya me entendéis. La natación sincronizada, de verdad que me cuesta aun más entenderla si cabe. Solo soy capaz de ver una especie de festival de chapoteos ejecutado por gente a la que le compra los bañadores su peor enemigo. Y desde casa aun menos mal, que tienes la cámara subacuática para ver lo que pasa debajo, pero la gente que va a la piscina ¿Qué cojones está viendo?

No hablemos ya cuando, encima, los locutores se ponen pretenciosos y te sorprenden con cosas en plan: “El ejercicio del equipo Ruso se inspira en la obra de Stravinsky” ¡Anda y no me jodas!

Esta opinión es tremendamente impopular. Sin embargo, cuando la gente entra a rebatir, el argumento es siempre el mismo: Son deportistas de élite y lo que realizan es terriblemente complicado. Pero es que yo eso no lo niego: Las capacidades atléticas necesarias para realizar esos movimientos son titánicas y las horas de duro entrenamiento que hay detrás han de ser cuantiosas. El caso es que eso no debe afectar a la valoración del resultado final, que, en mi opinión no hace justicia a ese esfuerzo.

Cuando te quieres bañar pero aun no has hecho la digestión

La Cerveza Artesana

Tan de moda ahora, la mayoría de ellas me saben peor que las “industriales”. Igual es problema mío, que me he acostumbrado a estas últimas desde joven, pero el caso es que no me pasa lo mismo con el vino ni el licor café, así que yo sospecho que, simplemente, son peores cervezas.

La palabra “artesana” nos evoca a un esforzado emprendedor cervecero, preparando las recetas con entusiasmo y cariño y quien sabe si tal vez evitándonos compuestos químicos que la malvada industria mete para abaratar costes. Tal vez esto sea así en muchas de esas pequeñas compañías, pero todos mis amigos que las defendieron al principio… acabaron finalmente volviendo a la Estrella Galicia. No os dejéis engañar por el romanticismo: Si sabe peor, sabe peor.

Algunas de esas marcas, además, están popularizando una variedad peculiar de birra llamada IPA (Indian Pale Ale) porque por lo visto es más sencilla de elaborar. Yo me alegro de que haya variedad para que cada uno elija… pero a mi no me la deis.

Meados 100% artesanales

 

La Ventriloquía

La más baja disciplina del humor. Sí, más baja que el payaso de circo o los programas de chistes de las televisiones autonómicas. Olor a naftalina y aceite de ricino a quilómetros. Capaz de convertir en casposo y anticuado un concierto de Die Antwoord en el Burning Man Festival. Ahorraos el ponerme enlaces al video ese de “Ahmed el Terrorista Muerto” que ruló tanto por ahí hace años, porque sí, es mejor que Doña Rogelia, pero de ahí no pasa.

Sin duda, para ejecutar un número de ventriloquía es necesario poseer cierto talento: Además de las complicaciones propias de escribir humor se añade el que uno ha de interpretar al personaje que da la réplica manejando al muñeco y, por supuesto, que no se note que mueves la boca al hablar. Es complicado y,  seguro, yo no sería capaz de hacerlo.

El resultado de tanto esfuerzo es esperpéntico y celebro que este tipo de espectáculo solo exista ya en algún cabaret del Raval barcelonés, si es que sigue quedando alguno. No obstante, si por un casual me está leyendo alguien que se dedique a esto: Dejad de una vez de hacer todos el mismo puto chiste de “Me estás metiendo la mano por ahí”  ¡Es que ya está bien, caray!

Ácida crítica del capitalismo

Lo de escribir tu nombre en un grano de arroz

En serio, esto existe y la gente paga por ello ¿Nos hemos vuelto gilipollas o qué?

Carnet de monguer

Pues me he quedado agusto soltando todo el hate, no os creais. Confío en que el concepto de efecto plastilina os sea útil en el futuro y, si conocéis algo que se pueda catalogar bajo este nombre, no dudéis en compartirlo con nosotros en los comentarios.

¡Feliz Navidad y feliz 2018!


¡Muy felices fiestas, amigos de Ostia Un Lobby! Enfilamos ya la recta final del año y podemos decir que el blog tiene tanta vida como la pechuga de pollo que saqué a descongelar y olvidé en la encimera todo el puente de la Constitución. Bueno, tanta, no.

Javi, Vero, Davidrago y Fer Lee posando serios

En 2017 hemos publicado un total de 10 posts y el año que viene celebraremos ya nuestro 10º aniversario. Ya veréis la que vamos a liar cuando llegue la fechapfffffJAJAJAJAJA no me lo creo ni yo. Haremos un post rollo “Gracias por estar ahí” y arreando pa casa.

Empezamos el año con nuestra lista de 10 películas para sobrellevar la resaca de Año Nuevo ¿Queréis saber cual de ellas vi yo el pasado 1 de enero? Pues ninguna de las recomendadas: Vi Los Bingueros porque desde ahí solo puede ir el año hacia arriba ¿A que soy astuto?

Charlie Sheen, experto en sobrellevar resacas.

Durante el mes de enero, llegaron a los cines varias de las películas que se comieron los Oscar ese año. Aunque finalmente no fue así, el musical “La La Land” parecía ser la favorita. Nosotros fuimos a verla y nos dejó una sensación extraña que dejamos descrita en LA LA LAND: Necesito escribir un post para decidir si me ha gustado o no.

Parchís, chis, chis es el juego de colores que cantamos para ti

Como ya sabrán los lectores habituales del blog, viajo a Suecia con cierta frecuencia y, cuando estoy allí, se me da por escribir por motivos climatológicos. Este año fue en marzo, entonces escribí nuestro post campeón de visitas de 2017: Un test para averiguar cuan imbécil eres. Como veis, lo de hacer amigos lo llevamos regular ¿Aun no lo has hecho? ¿A qué esperas?

Yo ya lo he hecho ¿Aprobaré?

Llegó la primavera y el optimismo se adueñó de nosotros. Tal fue el subidón de confianza que decidí confesar algunos secretillos en el Post de confesiones: Fer Lee’s guilty pleasures . Ahí reconocía mi devoción por ciertos productos de entretenimiento objetivamente mierdosos que denotan que mi nivel intelectual ha pasado épocas mejores. Una lista tan funesta que os hará huír a la parroquia a rebautizaros.

No se si guilty, pero pleasure… ¡grrr!

Agosto fue frío en Galicia, lo cual nos llevó a cancelar los planes de playa y volver al blog. El primero de los posts de ese mes fue el de las 10 películas que gustaron a todo el mundo menos a mí, donde nos dedicábamos a rajar y dar por saco sobre películas que nos parecen una mierda. Incluímos los putos Goonies. Venid con nosotros al lado oscuro.

Oh capitán, mi capitán, bájese de ahí y enseñenos algo, si tal.

El otro post aquel mes fue La noche que conocí a Mariano Rajoy, un post tan marciano que me granjeó una llamada de teléfono de Javi para preguntarme qué cojones era aquello. A día de hoy, la explicación de los extraños acontecimientos que en él se narran, sigue siendo un misterio.

Una noche para el recuerdo, sin duda.

Octubre fue un mes tenso y triste para nosotros.  Por un lado, tras 21 años, Cuac FM, la radio que durante tantos años nos acogió a los autores de este blog y, en cierto modo, nos convirtió en amigos, cesaba su emisión en FM a causa de una sanción de la Xunta de Galicia. Podéis leer más sobre el tema en la web de Cuac. Por otro, vimos, con pavor, resurgir el nacionalismo español más rancio, autoritario y violento tras el referéndum ilegal del 1-O en Cataluña.

Respecto a lo segundo, Javi publicó La actualidad del referéndum 1O – Insulto a minuto en donde reflexionaba sarcásticamente ante la actitud de “partirle la cara a los catalanes hasta que quieran ser nuestros compatriotas” y daba un repaso a la larga ristra de argumentos complacientes con el autoritarismo que se vieron en los medios y en las RRSS durante esos días.

Que bárbaro, el adoctrinamiento de TV3

Por mi parte, decidí publicar aquí el poema que leí en directo en el especial de despedida de Cuac FM, titulado Soy Independentista.

Semanas más tarde, el gobierno aplicó definitivamente el artículo 155. En nuestro afán por formar a la ciudadanía, decidimos leerlo y explicarlo en el post El artículo 155… ¿Alguien se lo ha leído? ¡Qué sorpresa nos llevamos cuando vimos lo útil que podía ser en la vida diaria! ¡Y nosotros pensando que era de fachas!

El 155 y por el *** te la …

Llegó el último mes del año y nosotros publicamos El Equipo A: He descubierto que soy más fan de lo que creía. Un post en el que reseño la película homónima de 2010. Como me la imaginaba mala, la puse de fondo mientras fregaba la cocina, pero resultó molar y acabé pegado al sofá con los guantes y el delantal.

Murdock buscando dónde aparcar el buga

 

Esto ha dado de sí el año. Echando el ojo a las estadísticas, uno puede caer en el desaliento: Es el año que menos visitas hemos tenido en la historia del blog, que vivió sus mejores momentos hace 5-6 años. Curiosamente, justo antes de que me fichasen a mí. Visto en retrospectiva, estaba claro.

Gráfico real, en serio.

Pero al final hay que poner las cosas en perspectiva y… ¡Hey! Que cada mes unas 500 personas acaben aquí y lean lo que pones no está tan mal. Y que cosas que escribiste hace años sigan estando vivas te hace notar que a este medio, algo de magia le queda: Aún hay visitantes llegando al mítico post del Abejonejo (Vero, 2008), todavía hay gente dejando comentarios enfurecidos en nuestro post más polémico (Fer Lee, 2013) y los artículos más leídos, año tras año, son siempre las antiguas reseñas de anime de Javi.

En cualquier caso, este blog y su grupo de Facebook tienen un propósito independiente de su éxito: Pasárnoslo bien juntos. Pese a que en los últimos tiempos ya casi solo publico yo, Ostia Un Lobby me hace sentir mucho más cerca de mis 3 compis, en especial de Javi y de Vero, a los que a penas veo un par de veces al año. Y mientras me sirva para eso, este blog se seguirá actualizando. Con poca frecuencia, pero imparable.

Feliz Navidad y feliz año nuevo, amigos y lectores.

Ostia Un Lobby, Guardians of the Christmas

La actualidad del Referendum 1O – Insulto a minuto


¡Muy buenas amigos de OstiaUnLobby!

Hoy 1 de octubre de 2017, se está intentando celebrar en el territorio catalán un referendum para consultar a la ciudadanía si quieren o no independizarse de España. Bueno, no creo que a nadie de este país le haya pasado inadvertido este hecho ya que todos llevamos un par de semanas leyendo un sinfín de titulares de prensa y demás sobre el tema… ¿Todos? No. Yo no me he informando en absoluto. Lo digo con total sinceridad: he sudado del tema a tope. Lo que sí he hecho es leer los comentarios de las fuentes que sigo: El Mundo, El País, El Confidencial, La Sexta… Os voy a contar lo que he visto en este safari por las redes sociales.

Antes de empezar, me gustaría que el lector hiciera el esfuerzo de olvidarse de todos sus prejuicios y se sitúe en el hecho de que los fans de Star Trek hemos visto la federedación y como la tierra es un amalgama de culturas pero que se reunen felices bajo un mismo estandarte. Admito que yo creo que soy de los que comparten esa utopía. Quizás, los más inteligentes de los lectores puedan inferir en que en mi ideología, el tema de “restar en vez de sumar” no vaya muy acorde con lo que pienso y en parte tendrían razón… pero dejo eso para el final del artículo, si no , fijo que no os lo leeís entero, que sois unos putos vagos. Sobretodo tú.

Total que uno amanece un día, hace varias semanas, con la intención de montar un referendum, algo que no pilla desprevenido a nadie ya que no es ni la primera, ni la segunda, ni la tercera vez que se anuncia la intención de montar tal evento. Yo no sé mucho de leyes pero entiendo que decir a la gente que vote para que, aunque no sea determinante, se conozca la opinión general sobre un tema, es algo bueno. Ejercer el derecho democrático de votar es lo que mantiene el poder en el pueblo, en teoria.

¡PRIMER ERROR! Al parecer votar no es sinónimo de democracia. Esa fue de las primeras ideas que empecé a descubrir al leer opiniones de gente anónima por Internet. Al parecer, según bastantes personas que no conozco y que han escrito comentarios en los medios anteriormente citados, en las dictaduras se suele ir a votar muchísimo. Por supuesto, uno de los grandes nombrados en este asunto fue Venezuela. La nota oficial del Gobierno indicando que el Referendum no era legal no tardó en aparecer. Yo, si os digo la verdad, no tengo ni puta idea de si es legal o no, pero el hecho de que para pedir un referendum sobre algo requiera, en teoría, reformar la Constitución, denota que nuestra Constitución no está muy bien constituida.

La Constitución fue uno de los temas candentes de ahí en adelante y todas estas personas anónimas de Internet sabían mucho del tema, hablando de los cruciales derechos que se acogen en nuestra Carta Magna y que ¡DIOS NO LO QUIERA! si algún día se cambiase algo, España se iría a la mierda, como si en el Super Mario te quitan el botón de saltar. Claro que, también aparecieron unos señores diciendo que la Constitución se cambió hace poco para “favorecer que Europa nos hiciera un crédito” cambiando unas “tonterías sobre el orden en el que se pagan las cosas”. Admito que de las cosas que más me han gustado de esta parte del debate es que en la Constitución se nos garantiza el derecho a una vivienda digna “pero eso no quiere decir que el Gobierno te vaya a dar una casa, puto perroflauta”. Fue una de las frases estrella que he ido leyendo.

A estas alturas la cosas se empezaron a encender y el Gobierno llevó un porrón de policia a Cataluña para controlar el asunto. Que al principio los tenían en hoteles y que unos malvados vecinos, haciendo caceroladas e increpando a los policias, pues les obligaron a fletar varios cruceros en los que los policias pudieran descansar. Aquí hemos tenido la oportunidad de oro, los que somos fans del humor y hacer reir a los demás, de deleitarnos del caballo de Troya más increíble que se pudiera haber visto jamás: Un crucero pintado con los personajes de los Looney Toons que albergaba un sinfín de policias dispuestos a salir a las calles a repartir estopa a la mínima. No jodas, eso fue la hostia. Quizás por este único detalle, que pasará a la historia sin duda alguna, haya merecido la pena todo este follón.

“¡A por ellos!” Sí me olvidaba de este episodio. Un grupo de españoles de bien, que en ningún caso portaban símbolos que representasen episodios oscuros de nuestro país, aplaudieron y vitorearon a los agentes que se dirigian a Barcelona. Me gustaría que reflexionemos durante unos segundos qué significa vitorear a unos tios que les pagan por repartir palos si las cosas se salen de madre bajo el lema “A por ellos”. También me olvidaba de comentar que, de golpe, como si hubiera habido un atentado terrorista, Facebook se llenó de perfiles con la bandera de España.

LLegó también la parte en la que la gente, viendo que la cosa se iba a poner violenta, empezarón a echar culpas a todo dios. Los culpables de todo eran Pablo Iglesias, Ada Colau y Manuela Carmena. También, ya que hablamos de Podemos, a raiz de lo de los barcos y el enroque de la gente, me di cuenta que desde que se formó Podemos, la palabra “Berlanga” se dice un 965% más que antes. Sí, por supuesto que también se habló de Rajoy y del PP (con cierta base de razón ya que son los que dirigen el país desde el gobierno, o eso parece) y de las CUP (los que creo que también tienen algo que decir en Cataluña). Pero estos dos últimos solo son culpables de no sentarse y de hablar las cosas, víctimas de esa “jugada maestra de Echenique para destruir la unidad de España” (Os reiréis pero os juro que he leido esta frase).

Bueno hasta aquí ya la cosa era espeluznante pero llegó el momento en el que la policia tuvo que intervenir explosivos, armas y drogas papeletas y urnas. Es lo más absurdo que he visto en mi puta vida: La policia requisando papeletas y urnas. Esta frase me la esperaba en 1984 y no en la prensa española. El día del Referendum se acercaba y se intentaba instalar un mínimo sistema para ejercer la votación. Hemos visto muchas cosas al respecto, al Rufian (me encanta su apellido, de verdad es genial) con una impresora diciendo que la metan en la carcel, gente hablando de la legalidad/ilegalidad de las cosas (premio especial a la gente que ponía un artículo de ¿El codigo civil? respecto a la rebeldia), y un sinfín de movidas bastante desagrdables sobre que la policia repartiera palos sin sentido. Admito que también hubo mucha confusión porque, al parecer, había varias versiones de la papeleta y en algunas ponían cosas raras que incitaban al odio, según fuentes consultadas. Yo, que ni he leido la papeleta aunque me imagino que como la gran mayoría de las personas que han opinado al tema, no sé con exactitud que implicaciones tendría votar SI o votar NO, pero eso no es lo grave en este momento, lo grave es votar, sin más.

Es magistral porque empezó la fiebre de la opinión de “si ellos votan, yo también quiero” o “es ilegal que se haga un referendum solo en Cataluña, debería votar toda España” un argumento que no entiendo muy bien, como si yo quiero pintar mi puerta de verde y viene todo Vigo a decirme que verde le parece un mal color. No faltó tampoco esa gran frase de “boicot a los productos catalanes”, algo que, si os digo la verdad, llevo escuchando y tengo asociado (no sé porqué) a bajar juegos de Xbox en Emule hace como doce años. Por supuesto, llamar a los que quieren ir a votar, independientemente de lo que fueran a votar, traidores, egoistas, enemigos de España y demás ya no era nada nuevo.

¡Casi me olvido! ¡Que los Catalanes en su afan ilegal por defenestrar y separarse de España, han usado niños! Pues sí, para que no cerrasen los colegios han hecho como acampada dentro, una artimaña que, a todas luces, ha envilecido aún más la opinión de España sobre Cataluña… Habrase visto, usar niños con interés políticos, esto me recuerda a aquella noticia que criticaba que en los coles de Cataluña pusieran la peli de BraveHearth, porque así entrenaban el espiritu anti-español. Pues eso, para evitar que se cerrasen los lugares en los que votar, pues hicieron una acampada. Pero no, esto, según mis fuentes, es para usar a los niños de escudos humanos para que la policia no pudiera intervenir, ¡JA! ¡QUE PILLOS ESTOS CATALANES!

Como en todo, también hubo fase de bonus. Ciertas celebridades opinaron respecto al tema del referendum. Ya os lo resumo fácil: Si era catalán, traidor. Si no era catalan pero opinaba a favor, imbécil. Mi favorito fue que… un futbolista (no recuerdo cual, ni me importa) que es catalan y está en la selección pues la gente echándole mierda de: “mucho estar a favor del referendum pero luego bien que cobras al estar en la selección de ESPAÑA”. Es gracioso porque creo que el tio decía que iba a votar que NO, pero bueno, cosas que pasan… el querer votar ya es un acto de rebeldia, lo dice el código civil según la gente de facebook.

La máxima locura, que hasta yo he querido usar en plan sploit es que las páginas de facebook, sin ningún tipo de pudor, ponían preguntas de ¿Quieres que Cataluña se independice? Dale a Like si no quieres o al corazón si sí quieres. Total que ¿puedes hacer una puta consulta en facebook pero no en la calle? Bah yo no entiendo nada.

Yo hoy, amanezco y me pongo a leer los comentarios de las noticias (las noticias nada más que el titular, por supuesto) y veo a gente alegrándose de que la policia le esté pegando a otra gente que va por la calle sin hacerle daño a nadie. Que, según parece, los policias han entrado para requisar las urnas y echar a todo dios de los colegios, que el domingo es un día para ir a misa, no para votar. A repartir mamporros por ahí a personas de toda índole social o en cualquier franja de edad, después de todo son catalanes y son nuestros enemigos y claro, a enemigo derrotado; comentario ultra patriótico en el Facebook. También he leido que la votación de hoy estaba amañada y que saldrían más votos que habitantes de Cataluña… esto en la misma noticia de que la policia había requisado varias urnas con votos.

Supongo que esto tenía que pasar, según la gente, los catalanes son esa gente que te habla en raro para reirse de ti, que jamás salen de su ciudad porque no quieren dar dinero al resto de país (sobretodo a Andalucia, no sé porqué están tan picados) y que se sienten mejor que tú y no quieren compartir la misma nacionalidad contigo… ni la europea.

La última noticia que he leído, y admito que fue la gota que colmó el vaso, no fue que la policia fuera a repartir si no que, según parece, unos jóvenes “portando banderas preconstitucionales” han salido de Madrid a Barcelona para ¡ir a zumbarle la cara a gente de Barcelona! ¡Y esto sale en prensa y no pasa nada! ¿En serio?

Y mientras escribo, estoy seguro de que, mucha gente, arropada por la bandera de nuestro país (o con ella de avatar de facebook), se alegra de que se esté manchando la tierra con la sangre de los catalanes.

Esta crónica ¿antiperiodística? que os he hecho es un relato que, en la mente de cualquier persona con algo de sentido común, da auténtico miedo. Ni el payaso de IT ni mi madre con una zapatilla en la mano. El odio que se ha mostrado en las redes sociales es real y horrible. Como he dicho, ni sé de leyes, ni he seguido la actualidad “real” de las noticias, sin embargo sí he sido testigo del odio que la gente normal o las cuentas trolls que se hacen no sé muy bien para qué, han plasmado en el Facebook. He palidecido ante el absurdo de no querer que los catalanes puedan ejercer su derecho a decidir, y por consiguiente separarse de España, haciendo que los catalanes les guarden más rencon a los “españoles” y quieran separarse más. Es como curar la diabetes con gominolas o salir de la crisis bajando los salarios.

¿Dónde está la solución? Yo no tengo ni idea, pero está claro que si no quieres que Cataluña se marche y se sienta agusto en España, hay que hacer algo bastante diferente a ir a partirles la cara e insultar su identidad política de todas las maneras imaginables. Hacer que la gente identifique una bandera con ideales de represión y violencia, no ayuda a que la gente quiera agruparse en torno a ella. Yo, que ni soy catalán ni entiendo el sentimiento del independentismo, jamás enarbolaría la bandera de España, no porque no me guste mi país (a todo el mundo le gusta el sitio donde ha nacido y vive) si no porque se ha manchado con valores que no representar absolutamente nada salvo los intereses de uno que nada tienen que hacernos sentir orgullosos.. y hoy se está manchando otra vez con sangre y con odio. Con imágenes como las de hoy, es normal que los “españoles” no quieran permitir que la gente se separe de ellos: hoy nos separaríamos todos de España.

Intento cerrar este post pero no dejo de ver por las redes sociales fotos y videos de lo que es, sin lugar a dudas, la razón de que Cataluña se quiera ir: violencia y represión. Si os alegráis de que vuestros vecinos estén recibiendo pedradas, de verdad poco puedo añadir a vuestra falta de humanidad. ¿Acabo el post haciendo un llamamiento a la razón y el respeto? ¿Acabo el post llorando por las fotos y la sangre que estoy viendo? ¿Acabo el post indicando que esto le viene de puta madre al PP porque así en las próximas elecciones indicará que ellos son los que defienden la integridad del territorio español? ¿Por qué es tan importante que Cataluña siga en España y no es tan importante que haya corrupción en el Gobierno ? ¿Es todo esto algo irreal ya que en Internet la gente dice burradas o es que dicen la verdad porque no tendrá consecuencias (Siempre que uno sea de derechas) al poner cualquier animadada por internet?¿Me hago preguntas y así no tengo que currarme una gran reflexión porque va como implicita en las propias preguntas?

La reflexión se la dejo al lector. Si me he olvidado de algún comentario hiriente o especialmente doloso, por favor, hacédmelo ver en la sección de comentarios. También podéis llenar la sección de comentarios de fotos, ya sea de la comparativa esa de los nazis con los catalanes, banderas con la estrella o el aguila o el barco de los Looney Toons, lo que queráis.

Me gustaría desearos un feliz domingo pero viendo lo que estamos viendo, me veo bastante incapaz de invocar el espiritu de la silla feliz y de disfrutar cada segundo al máximo. Un abrazo desde aquí para todos.

La noche que conocí a Mariano Rajoy


Era un día de verano coruñés, de los de sensación de 25 grados si estás resguardado del viento y 3 bajo cero si no. Los estudiantes, a lo largo del mes de junio, se iban marchando, clase por clase, tan pronto como acababan su último examen del curso. Y ese día, le tocó el turno a la mía. La residencia tenía cierto aire melancólico cuando, ya liberados de nuestras obligaciones académicas, bajamos del autobús y nos dirigimos a las habitaciones para hacer la comida. Por delante, un largo verano estudiantil. Aquello había que celebrarlo, de modo que decidimos que, esa noche, bajaríamos a tomar algo al centro.

 

tg_carrusel_cabecera_grande

Serveeesa, Cocacoola, Barquiiiillooooos

 

Aunque, aquella tarde, no hacía un calor excesivo, varios de mis amigos decidieron pasar la tarde en la playa (La típica tarde de playa SIN baño que tanto trabajamos en Galicia). Yo rechacé la oferta, primero, por friolero: Para ir a la playa a estar en camiseta, me voy a una cafetería. Segundo, por cansado: Tras una larga noche en la sala de estudio, había ido al examen de empate. Mis objetivos vitales a corto plazo consistían en comer cualquier mierda de microondas y enterrarme en el colchón. Les dije que podríamos vernos a las diez de la noche en el Telepizza de cerca de la playa. Nunca fuimos del palo gourmet y, además, nuestra economía no era lo que se dice boyante.

Me desperté como una hora antes de que sonase la alarma del teléfono, desorientado y con el estómago revuelto, como me ocurre siempre con las siestas. Como aun era temprano, empecé a perder el tiempo en internet, en ir sacando los pósters de las paredes y un montón de gilipolleces que ya ni recuerdo. En definitiva, que cuando me quiero dar cuenta, son las nueve y media y aun me tengo que vestir ¡Mierda! Total, que me pongo la misma ropa de por la mañana, pero con una americana por encima (Un look que grita a los cuatro vientos “Soy subnormal”) y salgo a la parada del bus.

Pero el bus se retrasa y me empiezo a agobiar. Ya ni guardo el móvil, para mirar la hora de forma más ágil. Cuando eran como menos cinco, fruto de la desesperación, medio en coña, medio en serio, extiendo el brazo y levanto el pulgar. Imaginad la escena: Un chaval de 20 años recién cumplidos, pelo a lo Beatle, con vaqueros negros, americana azul marina y una camiseta naranja con la inscripción “Festa da auga 2006 ¡San Roque es cojonudo!” haciendo autoestop en una carretera nacional a las afueras de A Coruña. Como para llamar al 112 por lástima y, sin embargo, el caso es que un coche paró.

El Bus 24, ese ser abyecto e impredecible

Un tipo tan solo unos años mayor que yo se asomó por la ventanilla para preguntarme a dónde iba. Llevaba un polo negro con el símbolo de Merc, pero las solapas del cuello se le retorcían hacia arriba delatando la prenda como una imitación. Resulta que eso de que los de la residencia hiciesen autoestop allí era bastante común ¡Y yo creyéndome un “atrevido”! en fin. Ellos iban al puerto y a mi, que ya había aceptado que llegaría escandalosa e irremediablemente tarde, me valía bien. Entré al coche y se presentaron. No recuerdo sus nombres, pero, aunque lo hiciese, tampoco los pondría. Así que les llamaremos Chip y Chop.

Chip era el copiloto, el que había hablado conmigo. Además del polo, llevaba un pantalón pitillo a lo The Strokes, insignia de la modernez del momento. El conductor, Chop, vestía con un pantalón chino y uno de esos  polos de países que se vendían como churros en el Pull&Bear.

El atasco en la avenida de Alfonso Molina era considerable, supongo que por eso el autobús no había aparecido. La conversación se alargaba hasta que acabaron por confesarme sus planes para esa noche: Iban al Palexco, el palacio de congresos del puerto, a una velada del Partido Popular. Sí, aquellos dos tío eran de Nuevas Generaciones. – 

  • Pero no pienses que somos como los del jerseicito por los hombros ¿eh? – Dijo Chip como disculpándose. – Esos también nos caen mal a nosotros. Pero vamos, allí hay de todo.
  • – completó Chop – Yo tengo algún amigo así. Mucho postureo. – Chop parecía estar de acuerdo con su colega, pero no tener esa urgencia por excusarse.

Tal vez por ser el primer día de las vacaciones, yo me encontraba de muy buen humor, así que decidí jugar un poco al rol con aquellos desconocidos: Esa noche, en ese atasco, yo sería un pepero. Por un momento pensé en ponerme en plan “Full PP” de “los moros nos comen” o “el Gallego para hablar con la vaca”, pero Chip y Chop parecían bastante moderados y pensé que, por mi aspecto, no colaría. En lugar de eso, me hice pasar por un “converso”, un joven idealista al que el gobierno de Zapatero había defraudado y empezaba a ver la derecha como la alternativa pragmática.

Chip y Chop, en especial el primero, parecieron muy satisfechos con mi respuesta y la conversación comenzó a animarse. Si bien sus padres no eran militantes, sí habían sido votantes de UCD primero y de AP-PP después, de modo que podemos decir que habían “mamado derecha” desde pequeños y tenían un gran interés por saber qué me había hecho cambiar de opinión.

Comenzaron a bombardearme con preguntas sobre varios temas de actualidad y yo respondía a todas y cada una utilizando tanto argumentos típicos de pepero de forocoches como mis propias críticas reales a cerca de la izquierda. ¿Que me preguntaban por el “Estatut” de Cataluña? Yo les contestaba que siempre había estado en contra del centralismo, pero que la palabra “Nación” tenía unas implicaciones que rompían la ley y eso no podía ser ¿Que me preguntaban por la burbuja inmobiliaria? Yo les decía que había sido una fuente de riqueza durante muchos años y había descubierto  que también la clase obrera se había beneficiado de ello, cosa que obviaba el simpatizante izquierdista.

Aquello rozaba el psicoanálisis, ya que ciertas cosas que estaba diciendo, por aquel entonces, las opinaba en serio: Que la izquierda se perdía defendiendo parcelas ideológicas, que no se puede ser patriota y marxista a la vez, que se usa “la culpa es del capitalismo” como explicación universal para evitar dar soluciones inmediatas… Llegó un momento en que me pregunté si no estaría siendo devorado por mi personaje y no me estaría, efectivamente, convirtiendo en un pepero. Mis dos compañeros de viaje seguían mis explicaciones con gran interés. Hasta Chop, el conductor, se había contagiado del entusiasmo de su compañero y repetía “Ahí, ahí le has dado” a modo de aprobación. En aquel momento, parecía que los tres fuésemos compañeros de trinchera. Y en un momento de camaradería extrema, Chip, el moderno, me invitó a ir con ellos al Palexco. Al principio me pareció llevar la broma demasiado lejos y puse el pretexto de que ya había quedado, pero entonces, me convenció diciendo: “Va a estar Mariano Rajoy”.

Tratad de ponerlo en perspectiva: En junio de 2008, Rajoy había perdido sus segundas elecciones y se creía que su liderazgo en el PP estaba pronto a su fin. En fin, que era una persona más accesible de lo que es ahora. Pensé que podría llegar a darle la mano y sacarme una foto con él. Aquello podría ser un tronchante colofón a mi infiltración en el mundo derechoso. Cuando saqué el móvil para mirar la hora, tenía un SMS de mi colega Juan Carlos diciendo que el Telepizza estaba “petado” y se iban al chino. No me gusta mucho la comida china y menos la de aquel restaurante. Aceptando la invitación a la velada, respondí a mi amigo que ya le llamaría más tarde, que cenaría por mi cuenta.

El lugar de los hechos, de azul PP para la ocasión.

Dejamos el coche en el parking de Los Cantones y nos dirigimos al Palexco. Si no fuese porque había gente fumando en la puerta y las luces estaban encendidas, nadie hubiese dicho que ahí se estaba celebrando nada. Supongo que, ya que iba a estar Rajoy y que era una fiesta, no querrían que asistiesen periodistas. Una vez entramos sí había un cartel anunciando la “Fiesta de verano de NNGG” con el logo de la gaviota y un mínimo dispositivo de seguridad. Chip y Chop se identificaron ante la mujer que repartía los colgantes identificativos y le explicaron que yo venía de acompañante. La mujer frunció el ceño y les dijo que esperasen.

En aquel momento me encontraba ciertamente incómodo. Llevaba unas pintas raras, iba despeinado y, en mi imaginación, todo el mundo me percibía como intruso y me miraba indignado. De haberme, aquella mujer, denegado la entrada, me hubiese sentido verdaderamente aliviado. Pero no. En poco tiempo, la mujer llegó, aún con el ceño fruncido y me pidió mis datos. Le di los de verdad porque pensé que cuánto más sencilla fuese la mentira, más fácil de mantener.  Me dieron uno de los colgantes con mi nombre escrito a mano y una raya en el número de afiliado. Chop me propinó una palmada en la espalda, sonriente, invitándome a entrar primero.

La verdad es que el panorama era un poco decepcionante. La decoración era bastante cutre y los invitados se amontonaban a lo largo de las mesas hechas con caballetes con sus respectivos manteles de papel, disfrutando de un “vino español” en platos blancos con pinta de haber sido usados cientos de veces. También me tranquilizó el hecho de comprobar que yo no era el peor vestido allí, o sea, gente reciclando el traje de fin de año que le queda pequeño, gente vestida de blanco en plan ibicenco… eran los menos, pero al menos yo pasaba desapercibido. Inevitablemente, también vi grupitos de “los del jerseicito a los hombros”, como mis acompañantes me habían advertido, y otros tantos de los del polito con la bandera de España. Clásicos inmortales del folklore facha.

Esperaba algo así, pero no fue para tanto

Mis dos nuevos amigos comenzaron a saludar a gente y a presentarme. Yo me esforzaba por echar los hombros hacia adelante para que las solapas de la chaqueta me tapasen lo de “San Roque es cojonudo”, pero me pude haber ahorrado el esfuerzo porque nadie me prestaba atención y el único que reparó en ello insistió, muy contento, en brindar con una copa de tinto “Por Villagarcía de Arosa”. A juzgar por sus coloretes, no era el primer sitio por el que brindaba. La verdad es que empezaba a pasármelo bien: Todo el mundo era muy amable, muy extrovertido y sorprendentemente poco estirado. Había saraos de izquierdas en los que había visto más “snobismo” y pijerío, para ser sincero.

Llegó un momento en que apareció una mujer. Debía rondar los treinta años y llevaba ropa bastante formal. Resultó ser la jefa de NNGG de la provincia. En aquel momento me pregunté hasta de qué edad se puede ser de NNGG, aunque viendo a Carromero, la respuesta es clara: Hasta que le salga a uno de los cojones. Chip me la presentó y comenzó a hablarle de nuestra conversación en el coche: Cataluña, el gobierno de Zapatero, el matrimonio homosexual… yo le seguí el rollo. La jefa entró al trapo a la conversación, estando de acuerdo con mis (falsas) opiniones, pero siempre teniendo algo que completar, algo que corregirme. Una actitud que, por un lado marcaba territorio como superior y, por otro, me tendía la mano como una suerte de mentora.

Que les hagan el carbono 14 a estos jóvenes

En cualquier caso, ella también parecía impresionada por, y cito “mi honestidad ideológica” al haber sido capaz de reconocer mis errores de razonamiento iniciales y corregirlos. Me animó a unirme a NNGG diciéndome que podría aportar mucho. La verdad es que lo de que tanta gente te de coba, engancha. Yo me sentía una especie de talento recién descubierto y casi me daba lástima que todo fuese mentira.

Finalmente llegó el momento esperado: Mariano Rajoy, en mangas de camisa y rodeado de un numeroso séquito de hombres trajeados, entraba a escena. Toda la sala comenzó a aplaudir. El, en aquel momento, presidente del PP saludaba con el brazo alzado y esa extraña sonrisa que tiene. Me sorprendió que el tío es realmente alto, mucho más de lo que se podría adivinar por televisión. Se subió a un improvisado púlpito y comenzó a dar un discurso. Ni puta idea de lo que dijo porque aproveché el momento de distracción para asaltar los pinchos, que yo había quedado para cenar a las diez y me moría de hambre. Yo creo que hasta bebí del vaso de otras personas, todo muy en plan jabalí, de puto milagro no me manché la americana.

Al terminar, Rajoy pasó saludando a la gente de forma bastante mecánica. Supongo que deseaba acabar pronto para volver a Pontevedra. Yo regresé al grupo de la Jefa de A Coruña con Chip y Chop. El momento llegó y Rajoy se acercó a nuestro grupo. Solo le dio la mano a la jefa, a la que ya conocía. Comenzaron a hablar entre ellos y todos les atendían, pero nadie osaba a interrumpirles. Pero claro, es que me la dejaron botando: Rajoy estaba contando una anécdota de una vez que fue a cenar con Josep Piqué, que fuera presidente del PP catalán, y Rajoy dijo:

  • Fui a cenar con Josep, que siempre es problemático, por la alergia que tiene.
  • ¿A dar propina? – Contesté yo sin pensarlo. Qué liada.

Mi referente político

Rajoy se giró hacia mí con los ojos como platos, descojonándose vivo. Era muy extraño, como si su cuerpo sintiese la necesidad de reírse, pero nadie le hubiese enseñado como hacer eso. Las carcajadas salían desordenadas y ahogadas. “Sí, propina (risas) no, a ver, que Josep es un tipo (risas) un tipo estupendo, pero (risas) que bueno”. El sabía que se estaba riendo de un chiste incorrecto y quería disculparse, pero le hacía demasiada gracia. Yo le contesté “Nah, solo era una broma, señor Rajoy”. Hubiese molado que me diese la mano y me dijese “Llámame Mariano”, pero eso no pasó. Eso sí, aún se reía cuando pasó a saludar al siguiente grupo. Chip me golpeó la espalda de nuevo, diciéndome “eres la hostia, Fer”.

Me quedé un rato más, con idea de retratarme con Mariano, pero me daba reparo, porque nadie lo hacía, así que ni me saqué la foto ni le estreché la mano. Siento que, sin eso, la anécdota se queda un poco coja, pero en fin. Al menos Rajoy se quedó con mi cara, porque luego, cada vez que cruzábamos la mirada me sonreía y aprovechaba para contarle el chiste a los que tenía al lado en aquel momento. La verdad es que creo que se lo pasó bastante bien. Y yo también, para ser sincero. Sentía que estaba en un ambiente de puta madre y había hecho amigos de puta madre.

Pero en aquel momento recordé que yo tenía amigos de puta madre en el mundo real y que había quedado con ellos esa noche. Llamé a mi amigo Juan Carlos, que ya estaba por los bares del Orzán, para avisarle que pasaría por allí en breves y me dispuse a marcharme. Me despedí de Chip y Chop y el resto. Mi sorpresa fue que, al ir a decir adiós de la jefa provincial de NNGG, esta, además de insistir de nuevo en que me uniese al partido, me propuso que explicase por qué había “dejado la izquierda” a los militantes en un próximo acto, en plan ponencia. Yo estaba flipando. Como ella aún no sabía cuándo podría ser eso ni cómo enfocarlo, me pidió mi teléfono para llamarme en el futuro. Se lo di y me fui del palacio de congresos con dudas reales de qué diría si al final me llamaba.

Cuando llegué al pub, mis amigos me preguntaron dónde me había metido, a lo que yo contesté: “Estaba cenando con Mariano Rajoy, se descojonaba con mis chistes”. Mis amigos, diligentemente, respondieron riéndose, mandándome a la mierda y cachondeándose de mi americana. Me parecía muy Mortadelo lo de decir la verdad a sabiendas de que nadie te va a creer, así que no les di más explicaciones, al menos no esa noche.

Rajoy acordándose de mi chistaco

Jamás volví a ver a Chip y Chop pero, si por un casual leen esto, Fer “el autoestopista” os manda un caluroso saludo y espero que no os toméis a mal que os tomase un poco el pelo. Aquella noche me pillé una de esas tajadas de no recordar nada. Cuando me desperté en casa de Juan Carlos, que vivía en el centro, había perdido el móvil. Por miedo a la reacción de mis padres, no dije nada hasta que un par de días después, abandoné la residencia para volver a su casa.

Soy consciente de que esta historia suscita muchas preguntas: ¿Hubiese hecho carrera política en el PP de habérmelo propuesto? ¿Me llamó la jefa provincial esos dos días que estuve sin teléfono? ¿Se acordará Rajoy del chiste que le conté? ¿Tendrán Chip y Chop un carguillo a día de hoy? ¿Acaso algo de toda esta historia ocurrió de verdad?

La respuesta a todo es: “Probablemente, no