• Páginas

  • Categorías

  • julio 2018
    L M X J V S D
    « Abr    
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Archivos

  • Gente sin seriedad

  • Anuncios

Bright: No es buena, pero merece la pena


(Reseña SIN SPOILERS)

Bright, película de 2017 producida por y estrenada en Netflix con el aliciente de ser protagonizada por Will Smith, persona tan carismática que yo creo que ganaría las elecciones en cualquier ayuntamiento español.

Sin rodeos: No me ha gustado mucho por lo genérica y, en algunos momentos, lo aburrida que es. Sin embargo sí me ha interesado el contexto en que toma lugar la acción y creo que es algo curioso de ver para aquellos aficionados al género fantástico.

La película trae a la actualidad las sociedades tantas veces descritas en las sagas de fantasía medieval al estilo, para que entienda todo el mundo, de El Señor de los Anillos. De este modo, vemos una ciudad de Los Ángeles actual en la que coexisten humanos, elfos, orcos y enanos, aunque sabemos de la existencia de estos últimos únicamente por menciones. También, aquí, existe la magia, no obstante, es algo muy poco común y extremadamente restringido por ley, existiendo incluso un cuerpo del FBI para asuntos mágicos.

La convivencia entre razas, pese a ser pacífica, no es igualitaria. Las clase privilegiada está compuesta casi íntegramente por elfos. Los humanos, los más numerosos, conforman las clases media y obrera, pero parecen gozar de cierta “movilidad social” ya que, si bien la mayoría son currantes, se nos muestra que alguno comparte puestos de responsabilidad con los elfos. La posición social de los enanos no se aclara.

Straight outta Mordor

La clave aquí son los orcos, que viven una situación de pseudo-apartheid. Aunque de forma pública no se tolere el racismo, nadie quiere compartir barrio o puesto de trabajo con ellos pues, popularmente, se los considera violentos, tribales, estúpidos y primitivos. Ocupan los puestos de trabajo de menor cualificación, viven en guetos y tienden a delinquir con más frecuencia que otras razas.

Debido a esto de la convivencia entre especies, en algunas reseñas relacionan Bright con Alien Nación, una serie antigua en que humanos y aliens cohabitaban en la Tierra. No he visto nunca esa serie así que no puedo valorar tal afirmación, pero la incluyo por si a alguien le resulta útil.

“Bright” es el don innato que permite utilizar la magia.

La trama se centra en una pareja de policías: Daryl Ward (Will Smith), un veterano policía humano, y Nick Jakoby, novato y el primer agente orco de la historia del cuerpo angelino. Su relación es bastante fría debido a los prejuicios y las malas experiencias de Ward con los orcos así como a la propia falta de aptitudes sociales de Jakoby. Ambos se ven injustamente envueltos en un caso de uso ilegal de magia y se convierten en fugitivos.

Y aquí es donde me bajo yo del carro. Una vez nos han explicado las características de su sociedad, no nos espera más que un desfile de clichés de películas policiacas. A mi me encantan las buddy movies cuando van en clave de comedia, pero esta se toma demasiado en serio a sí misma. Hubiese sido genial una Hora Punta o una Arma Letal entre un humano y un orco, y más contando con un tío con tanta gracia como Will Smith.

Un orco, un elfo y un humano entran en un bar…

Además, la película establece ciertas reglas que luego contradice en varias ocasiones y hace que algunos personajes que actúen de forma increíblemente estúpida sólo como excusa para alargar la trama. Pondría ejemplos, pero quería hacer esto “spoiler free”.

Como alegoría racial, al menos, funciona mucho mejor que Distrito 9 (aunque eso sea como decir “Soy mejor persona que Jack el Destripador”) por mostrar un racismo mucho más sutil y, por tanto, más realista: Oficialmente, los orcos tienen los mismos derechos que todos, pero el rechazo social que sufren los impide prosperar, completándose el círculo vicioso que en la vida real sufren minorías étnicas como los negros en EEUU o los gitanos en España.

circulo_discriminacion

A grosso modo

Esto se ve especialmente en el personaje de Ward, que tiene el discurso de la tolerancia memorizado para recitárselo a su hija, pero luego, en el día a día, no puede evitar tratar a Jakoby con desprecio visceral. Porque son los humanos, y no los elfos, los que más odio sienten hacia los orcos. Aunque pueda parecer paradógico, a diario vemos obreros que culpan de su mala vida a los inmigrantes o inmigrantes de distintas nacionalidades que son racistas entre ellos, como si escupiendo al escalón inmediatamente inferior nos sintiésemos más cerca de la cima. Ahí han hilado fino, hay que reconocerlo.

Lo dicho: no es gran cosa pero si estáis suscritos a Netflix y os gusta la fantasía, yo le echaría un ojo.

Anuncios

The Wasteables: El peliculón que alguien debería hacer.


Se puede decir que The Expendables (Los Mercenarios), con 3 películas exitosas y una cuarta en camino, es ya una saga consolidada. Por tanto, ha llegado el momento de hacer lo que se hace con los productos que se agotan: Parodiarlos. Y yo lo tengo claro: Para parodiar una película que reúne a todas las viejas glorias de acción, hemos de reunir a todas las viejas glorias de la parodia y el humor absurdo.

Trataré, en este post, de diseñar un elenco de ensueño para una película que he decidido titular “The Wasteables”. Invito a Hollywood a robarme la idea sin pudor. Ante tamaña obra del descojone, soy capaz de sacrificar la pasta y el reconocimiento.

Para no repetirme, empezaré por describir mi criterio de selección:

  • Ha de ser gente que aparezca en parodias o comedias absurdas. Comedias románticas, acción cómica, etc… quedan, por tanto, descartadas. Así como también toda la filmografía de Woody Allen.
  • Han de ser actores que o bien ya pasaron sus mejors momentos o bien ya no se dedican a la comedia.
  • Si no me hacen gracia, por muy míticos que sean, no entran. Es mi post y me apareo con él cuando quiero.
  • La gracia está en que se pueda hacer, por tanto, los difuntos quedan descartados. Esta deja fuera a auténticos gigantes como Lloyd Bridges, Gene Wilder, John Belushi y, como no, (Lagrimilla) Leslie Nilsen.

The Wasteables sería un comando de 9 mercenarios (como en la original), cada uno con un rol en el equipo:

Rick Moranis: El líder

Por: La loca historia de las Galaxias

Su inolvidable papel de “Casco Oscuro” y su físico completamente opuesto a Stallone lo hacen perfecto para ejercer como líder de un comando de mercenarios que todo el mundo se tome como el pito del sereno. Mil puntos si repite el chiste de la velocidad absurda.

Casco oscuro, maestro de la “mala suerte”

John Cleese: El negociador

Por: La vida de Brian, Los caballeros de la mesa cuadrada

De los Monthy Python, yo era más de meter a Graham Chapman, pero como su apellido bien indica: Chapó. En cualquier caso, el bueno de John. como guionista y codirector de ambas obras maestras de la parodia y el trolleo, bien merece un cameo al estilo que hiciera Bruce Willis en la película a parodiar.

¿El Frente Judaico Popular? No, somos el Frente Popular de Judea ¡Disidente!

Charlie Sheen: Experto en follar y meter coca.

Por: Hot Shots 1 y 2, Scary Movie 3

De Charlie esperamos que sea Charlie en todo lo que hace. Por suerte él se empeña en no hacer nada más. Como protagonista de una de las sagas más icónicas del género parodia y de la mejor Scary Movie hasta la fecha, su presencia no sólo está asegurada, si no que ha de ser destacada.

Topper Harley elige el topping que le pone a los guantes antes de liarse a tortas

Val Kilmer: Experto en novedades, souvenirs y artículos de coña

Por: Top Secret, Batman Forever (comedia involuntaria)

Celebramos que parece recuperarse de su terrible enfermedad y, aunque aun no tenga el cuerpo para dar mucha guerra, para un par de gags seguro que haría el esfuerzo… A lo Micky Rourke en Los Mercenarios: Que aparece al principio y al final. Y es que protagoniza Top Secret, que dió el pistoletazo de salida al resto de sagas paródicas.

Nick Rivers es un cantante de éxito que se infiltra en la Alemania Nazi.

Rowan Atkinson: Experto en explosivos y restaurador amateur de cuadros.

Por: Mr. Bean y, por si eso fuese poco, Hot Shots 2.

Imagino a Mr. Bean vestido de comando y ya me da la risa. Por supuesto, su papel ha de ser puramente de comedia física y muda, que es como más nos gusta. Tiene que haber repetición del mítico gag de pintar la casa metiendo dinamita en un cubo de pintura. Además, las persecuciones conduciendo su mini desde un sillón atado al techo prometen ser el descojone padre.

Mr. Bean era un tipo pragmático

Robert Hays: Piloto

Por: Aterriza como puedas 1 y 2

A los mandos del hidroavión de “The Wasteables” no iría otro que Ted Striker, el piloto con TEPT protagonista de “Aterriza Como Puedas”, otra saga mítica de la parodia. Cuando las circunstancias le impidan volar, su “piloto automático” hinchable le sustituirá sin problema. Pero mucho ojo si a su avión se le acaba “La Casera”

Ted Striker a los mandos mientras el Piloto Automático se propasa con la azafata.

Michael Winslow: Experto en ruiditos para despistar a los enemigos

Por: Loca academia de policía 1-6 (Y sí, las he visto todas), La loca historia de las Galaxias

Más conocido como: el negro de los ruiditos de Loca Academia de Policía. Es decir, el representante más distinguido de una saga que, si bien es mucho más cutre que otras aquí mencionadas, tiene un lugar en nuestros corazones. Podría hacer bastantes chistes de “Fijo que muero el primero por ser negro”, cosa común en las pelis de acción ochenteras.

“Prree wiii jraaa wuuuuuu ratatatatata” (Michael Winslow)

Seann William Scott: Experto en ligar y montar juergas.

Por: American Pie 1-3, Road Trip

Me salto un poco mis propias normas metiendo a un actor de comedia “come of age”, pero … joer, tío ¡que es Stifler! ¡Qué mítico!.Si, en la original, Dolph Lundgren y Jet Li están picados a ver quien pelea mejor, este y Charlie Sheen podrían estar peleados a ver quien pica mejor.

Steve Stifler era un hombre sensible, cultivado y respetuoso con las damas.

Harland R. Williams: Experto en radar y sónar

Por: Abajo el Periscopio

Cierto es que este no es mítico, pero quería poner un representante de “Abajo el Periscopio”, parodia de las películas de submarinos, y no se me ocurre un personaje mejor que “Sónar”. Además de tener un excelente oído, chapurrea el “balleno”.

Sónar comunicándose con algún cetáceo

Y claro, ante tal Dream Team del cachondeo, habrá que tener una némesis a la altura:

Mike Myers: El cerebro “maligno”

Por: Austin Powers 1-3, voz de Shrek

Como bien demostró en la trilogía de Austin Powers, parodia de las películas de James Bond, está capacitado para interpretar a varios personajes en la misma peli. Él solo podría ser no solo el jefe de los malos al que se han de enfrentar The Wasteables, sino también algún malo secundario.

Para que la peli tenga un poco de “mojo”

Anna Faris: Experta en combatir alienígneas y seres de ultratumba.

Por: Scary Movie 1-4 , Movie 43

Me salto una vez más mis reglas, ya que Faris está actualmente en un gran momento como actriz cómica protagonizando la serie “Mom” pero creo que “La tía de Scary Movie” se ha ganado su presencia en esta película. Podría dar la réplica a Myers como mala suprema, siempre haciendo gala de esa extrema torpeza física y social a la que sus personajes nos tienen acostumbrados y que nos encanta.

En Scary Movie, a Cindy la llama un asesino para decirle que le quedan 7 días de vida pero… ¿Cuentan los festivos?

Dirección y Guión:

No hay rival ni duda: Los ZAZ. Entre ellos 3, ya sea juntos o por separado, han parido las mejores sagas de humor absurdo de la historia: Agárralo como puedas, Aterriza como puedas, Hot Shots, Mafia! (Estafa como puedas), Top Secret y algunas de  Scary Movie entre otras. Como imaginareis, todas con títutlos bastante maltratados por las distribuidoras españolas.

Genios

Producción:

Si alguien está a la altura de los antes mencionados Zucker, Abrahams y Zucker, ese es Mel Brooks. Con sus 93 años, estoy seguro de que aún sería capaz de aportar su toque. Es responsable de clásicos del género como: Sillas de montar calientes, La loca historia de las Galaxias, la loca historia de Robin Hood. Y sí, también en España se han deturpado los títulos de sus pelis. Qué le vamos a hacer.

Mel en “La loca historia de las Galaxias”

Dejados fuera a propósito:

Jim Carrey: A este pobre hombre se le ha ido la olla y no solo ha perdido todo el interés en hacer reir, sino que va por ahí acojonando a la gente con lo de las vacunas. En cualquier caso, creo que a día de hoy es mucho más recordado por papeles dramáticos que cómicos.

Steve Martin, Chevy Chase, Dan Aykroyd: No me hacen gracia, lo siento. Bueno, Aykroyd un poco, pero no le perdono Blues Brothers 2000.

O.J. Simpson: Estuve a punto de meterlo por su papel en la trilogía de Agárralo Como Puedas, donde ejercía de sidekick de Leslie Nilsen con bastante acierto. Sin embargo, a día de hoy se lo relaciona con cosas bastante poco cómicas y no creo que proceda meterlo.

O.J. en “Agárralo Como Puedas”

Argumento:

Un misterioso hombre se pone en contacto con el personaje de John Cleese para rescatar a unos rehenes del ISIS. Rick Moranis y sus Wasteables se embarcan a oriente próximo para descubrir que en realidad han caído en una emboscada de la organización criminal internacional que dirigen los personajes de Mike Myers y Anna Faris.

Si total, ya sabemos que el argumento es una excusa para encadenar los gags, que es a lo que hemos venido.

Por favor Hollywood, no pierdas la ocasión.

10 pelis para sobrellevar la resaca en 2018


Este post estaba destinado a publicarse el pasado día de Fin de Año pero, lamentablemente, no pude terminarlo a tiempo. Sin embargo, la naturaleza de esta lista la convierte en útil para cualquier resaca de domingo y no sólo la estándar de año nuevo.

De modo que aquí vamos con una nueva lista de 10 películas para vegetar en el sofá tras una noche larga.

1. 1997: Rescate en Nueva York

Si algo tiene este exasperante y omnipresente culto a los 80, es que a veces sí descubrimos cosas que merecen la pena. En mi caso, John Carpenter. En un 1997 alternativo, Nueva York es una aislada ciudad cárcel en la que los delincuentes son abandonados a su suerte. Cuando el presidente es capturado ahí, solo Serpiente Plissken, el tío más duro de EEUU, podrá rescatarlo.

Cuando hay resaca, tan solo queremos ver satisfechos nuestros instintos sin hacer sesudas implicaciones morales. Ver a Kurt Russel repartir plomo y sembrar el pánico entre violadores, pandilleros e hijos de puta en general, es terapéutico un día así.

EL MOMENTAZO: Me quedo con un gag recurrente: La cara desencajada de terror que ponen tíos con pinta de duros cuando se dan cuenta de que están a punto de enfrentarse a Serpiente Plissken. El chungo entre los chungos.

Plissken lleva muy mal que el mando del garaje no abra a la primera

2. La amenaza fantasma

Abucheadme todo lo que queráis: Esta peli mola. Planteadlo de este modo: ¿Es una digna sucesora de la trilogía original? Rotundamente, no. Pero, si no entramos en comparaciones, es una buena película de aventuras: Colorista, imaginativa, buenas escenas de naves, increíble banda sonora, espectaculares duelos a sable láser…¡Si hasta tiene el mejor villano de las precuelas! Además, es autoconclusiva, de modo que su final no sabe a poco y se puede ver con alguien que nunca haya visto la saga.

Seguramente todos estéis pensando: “Sí, pero… ¡Jar Jar Binks! ¡El horror!”. Dadle una oportunidad y veréis que no molesta tanto como Internet nos ha hecho creer a posteriori.

EL MOMENTAZO: La secuencia de la carrera de vainas es espectacular y además tuvo una gran repercusión en la cultura popular del momento.

¡Dominguero!

3. El equipo A

Para mi, una gran sorpresa fílmica. Tanto, que hasta le dedicamos un post recientemente ¡Qué divertida y qué digna actualización del Equipo A! Los días de resaca uno no quiere sutilezas ni dramas: Quiere ver a sus héroes favoritos haciendo lo que mejor saben hacer: Volcar coches, explotar cosas, darle una hostia tan fuerte al malo que lo lanzas por la ventana…

Poco tengo que decir de esta peli que no haya dicho en el post. Merece la pena si eres fan.

EL MOMENTAZO: Esto es un poco spoiler pero es que para mi es realmente el momentazo: El Equipo A volando con un tanque en parapente, Murdock y Hannibal dirigiendo el vuelo a cañonazos, Fénix asomado a la torreta derribando drones con la ametralladora y M.A. insultandoles a todos porque odia volar. Supéralo.

Fénix vengándose de todas las veces que las palomas le cagaron el Corvette

4. El diablo metió la mano

Dicen los aguafiestas que “noches alegres, mañanas tristes”. Para quitarles la razón, lo mejor son las pelis chorras de risa. Esta es la típica comedia adolescente fumeta. Protagonizada por Devon Sawa y con un cameo de la banda Offspring ¿Se puede ser más 90’s? Yo creo que Sawa directamente se desintegró al pasar el año 2000.

El Diablo posee la mano de Anton (sí, solo una mano) y eso le lleva a cometer asesinatos y otras burradas. Sin embargo, ese contratiempo no le hace perder de vista sus prioridades en la vida: Tratar de tirarse a su vecina cachonda y fumar maría ¡Claro que sí! ¡Crecer nos vuelve imbéciles!

EL MOMENTAZO: La mano poseída de Anton mata a unos colegas del insti. Éstos vuelven como zombis y se le apalancan en su casa. Por supuesto, estar muerto no es motivo para dejar de fumar porros. Magistral.

“Al principio me mosqueé cuando me clavaste una botella en la cabeza, pero ya se me ha pasado”

5. Regreso al futuro 3

Cualquiera de las de Regreso al Futuro sería, de hecho, una gran elección. Pero a mi la tercera siempre me ha gustado un poco más por el hecho de viajar a una época histórica remota. Claro, que si nunca has visto la saga… pues hombre, empieza por la primera.

En esta ocasión, Marty McFly se ve obligado a ir al salvaje oeste para rescatar a Doc. Tiene todo lo bueno de la saga, y además un montón de humor con los tópicos del Western. Como detalle simpático: ZZ-Top participa en la banda sonora y hasta hacen un discreto cameo.

EL MOMENTAZO: La secuencia del tren, apelando al entrañable tópico del oeste de asaltar el ferrocarril a caballo… pero con el ¡Aeropatín! ¡Todo mejora con el aeropatín! ¡Elon Musk, invéntalo ya, caray!

Media Distancia con destino Vigo en 1995, vía 3

6. La Lego pelicula

De estas películas para niños también disfrutables por adultos (a lo Pixar) Se trata de una comedia paródica en la que veremos desfilar a nuestros personajes favoritos haciendo el capullo: Batman, Han Solo, Gandalf… para hacernos notar las cosas que, inconscientemente, perdemos al hacernos mayores.

Visualmente entra sola, logrando lo impensable: Que el Stop Motion no de mal rollo. Cosa que pasa con TODAS las peliculas de plastilina. Que son horribles, reconozcámoslo ya, caray.

EL MOMENTAZO: Un personaje, en su lecho de muerte, decide hacer una confesión que “cambiará el curso de la historia”…

El prota es un entusiasta del conformismo

7. Jumanji

Ahora que han estrenado un remake que, a juzgar por el trailer, no tiene absolutamente nada que ver con la original, es buen momento para recordar esta película. Se trata del único ejemplo del género “Terror para niños” que puedo recordar y fue por ello que nos gustó tanto entonces.

Los protagonistas quedan atrapados en una partida de un juego de mesa mágico capaz de invocar peligros selváticos. Se verán obligados a sortear leones, murciélagos, cazadores furtivos y hasta plantas carnívoras para conseguir lanzar los dados de nuevo cada turno. Las escenas de CGI se ven algo cutres hoy, pero es misteriosa, vistosa, entrañable y fácil de seguir. Ok para una tarde tonta de sofá.

EL MOMENTAZO: La estampida, por supuesto. Una escena tan icónica que hasta fue parodiada por los Simpson.

No vuelvo a aceptar inquilinos de Pamplona

8. Mars Attacks

Un despelote de película que no me puedo creer que haya tardado tanto en meter en esta lista. Es como si un montón de colegas de Hollywood (En serio, tiene un reparto increíble) se juntasen para echarse unas risas a costa de las apocalípticas pelis de invasiones extraterrestres.

Marcianos verdes cabezones, cameos, humor visual y rayos láser. En las mañanas resacosas, no está uno  para dramas shakespearianos.

EL MOMENTAZO: Tom Jones (el de verdad) está dando un show en Las Vegas cuando llegan los marcianos… y deciden hacerle los coros porque Tom Jones es el puto amo en toda la galaxia, joder ya.

Ya me la ha vuelto a liar el Tom Tom…

9. Hot Shots 2

Las películas donde el argumento es una excusa para ir hilando gags son especialmente resaca-friendly: Se disfruta dejando el cerebro al ralentí. En esta, Charlie Sheen es Topper Harley, un ex-soldado retirado en un templo en indochina que es re-reclutado para realizar una última misión. En resumen: Una parodia de las películas de Vietnam, especialmente la saga de Rambo.

La primera parte tampoco está mal, pero esa parodia a Top Gun, que yo diría que ya no es tan popular, por lo que pierde gracia.

EL MOMENTAZO: Topper Harley está a punto de ponerse íntimo con una rubia en el asiento de atrás de una limusina, pero el chófer hará todo lo posible por no perderse el espectáculo.

La peli presume de lo que tiene que presumir. Tanta sensiblería y tanta mierda…

10. 60 segundos

Ahh, el bueno de Nick Cage: No lo soporto, me tiene gracia, luego no lo soporto de nuevo… y así continuamente. Como me pilla en época buena, os recomiendo esta en la que interpreta a Memphis, un legendario ladrón de coches que ha de robar 50 modelos en una sola noche para rescatar a su hermano de las garras de la mafia.

Es de esas películas que yo llamo “de Dream Team”: Alguien tiene un plan para realizar una proeza y, para llevarla a cabo, recluta a gente con gran talento en campos específicos. Siempre genera personajes de gran carisma y esas amistades improbables que tanta gracia nos hacen.

EL MOMENTAZO: Alguien intenta robarle un coche a uno de los chicos de Memphis y este, además de darle una paliza, se enfada mucho porque… “¡Así no es como se roban coches, joder! ¡Pídele a alguien que te enseñe!”

– ¿Qué prefieres? ¿Hacer el amor o robar coches?
– ¡Hacer el amor mientras robo coches!

 

Y si veis que ninguna de estas películas os convence, os invito a que echéis un ojo a las versiones de otros años de este mismo post: 2017, 20162014.

Por último, permitidme un poco de autobombo: Desde el año 2010, participo en Que No Es Poco, un programa especial de Nochevieja emitido por Cuac FM, esa radio Coruñesa que tanto mencionamos. El de este año ya está subido al podcast. Podéis escucharlo si os gustan los chistes cafres y la gente que habla a la vez

Ir a descargar

¡Feliz 2018, lectores!

El Equipo A: He descubierto que soy más fan de lo que creía


¿Os acordáis de aquella película basada en El Equipo A que salió en 2010? Pues me salió en las recomendaciones de Netflix y se me ocurrió echarle un ojo ¿Me creeríais si os digo que me llevé una grata sorpresa?

Se alquila solar en la almendra del Fénix

El Equipo A fue una serie de los 80 que, gracias a sus incontables reposiciones, fue también muy popular entre los niños de los 90, colectivo en el que me encuentro. Narraba las aventuras de cuatro soldados de fortuna, a cada cual más carismático: Hannibal, el jefe, Murdock, el loco, M.A. el forzudo y mi favorito (todos teníamos uno): Fénix, el ligón.

Esto me tenía pinta de, como diría mi difunta abuela, un “comecuartos” que nos colaría un producto de acción convencional para aprovechar la notoriedad que te da una marca ya conocida. No era raro creerlo entonces, pues eso mismo había ocurrido con otras adaptaciones anteriores como Corrupción en Miami, los hombres de Harrelson o la infame Dragon Ball Evolution.

 

Chan cha chan chaaaan, chan chan chaaan, tiruliru chan chiiiin, chan chanana chaaan

Ésta, sin embargo, sí captura la esencia del producto original. Al verla, me venían a la mente los juegos en el patio del colegio, eligiéndonos cada uno un personaje y repitiendo las frases que habíamos visto en televisión. Eso es precisamente la nostalgia que debe despertar una producción como esta. No es una peli que vaya a cambiarte la vida, pero… ¿Era esa acaso la pretensión de la serie?

Y es que todo lo que amábamos del Equipo A, está: Los retorcidos planes de Hannibal que, sin embargo, “siempre salen bien”,  M.A. repartiendo hostias como panes, los coches que vuelcan a la mínima,  gente con pésima puntería y humor, mucho humor ¡Cuantas adaptaciones la han pifiado por querer convertir en “oscuro y serio” lo que no lo es! Como si se avergonzasen del material original en el que se basan (Y ahí están las pelis de superhéroes de la Fox como ejemplo)

Las interpretaciones, sin ser calcos de la antigua serie, consiguen reflejar  e incluso actualizar la personalidad de esos cuatro soldados que tanto nos gustaban. Fénix sigue siendo un mujeriego, pero es menos “guaperas Miami” y más 007 o Tony Stark. Algo parecido pasa con M.A.,  que sigue siendo un tipo duro pero se le da cierta tridimensionalidad al mostrarnos su capacidad para arrepentirse, perdonar o dudar, cosa impensable en la interpretación de Mr.T.

El argumento supone una precuela a la serie original. Esto me parece un gran acierto porque por un lado, no necesitas haber visto nada del Equipo A para entenderla y, por otro, si eras un fan, disfrutarás viendo como se explica el origen del equipo lo cual incluye el por qué de la aversión de M.A. por volar y, como no ¡El “crimen que nunca cometieron” por el que fueron encarcelados! Cosas a las que siempre apelaba la serie pero nunca llegaban a desvelar (que yo sepa)

Por supuesto, el 5º miembro del equipo también sale en la peli.

La película emplea un buen tiempo en mostrarnos cómo se van forjando las relaciones de camaradería que intuímos en la serie: Desde la relación mestro-pupilo entre Hannibal y Fénix hasta la entrañable rivalidad-amistad entre M.A. y Murdock.  Y lo consigue de forma ciertamente natural: Una simple escena con Fenix y Murdock canturreando una canción y riendo juntos nos basta para sentir la química de la amistad. Eso sí es El Equipo A.

Más allá de la adaptación, se trata de una película de acción para aquellos que disfrutamos con la exageración y aplaudimos la falta de realismo: Una peli para fliparse que no se toma en serio a si misma. Incluso tiene una de las mejores secuencias de acción fantasmada que recuerdo. No os la voy a destripar, pero cuando veais la peli, os aseguro que la vais a identificar y os acordareis del bueno de Fer.

Murdock buscando dónde aparcar el buga

Si te gusta el rollo acción y buddy movie en plan “Los Mercenarios” o “Los Vengadores”, esta te va a molar. Personalmente la recomiendo. De hecho, me ha dejado con ganas de que hubiesen hecho alguna secuela. no se, supongo que por un par de años no llegaron a esta “era de las franquicias” (Término que robo de este otro blog) Pero sabe a poco que tras haberte presentado el nacimiento de este grupo de cracks no haya una segunda película en la que te los muestren en una aventura completa ya como justicieros fuera de la ley.

Si una pega le puedo poner es que utilicen muy poco el temazo que es la sintonía de la serie. Al menos, los créditos aun se guardan un as bajo la manga con un par de escenas en que los nuevos Fénix y Murdock se cruzan con los antiguos. Un broche estupendo para una peli de entretenimiento muy decente, en especial para fans y nostálgicos como el que escribe.

10 películas que gustaron a todo el mundo menos a mí


¡Bienvenidos una vez más a esta moribunda cabecera! Hoy toca (otra vez) hablar de cine. Si bien hace un año compartía con vosotros la lista de las 10 pelis que solo me gustaron a mí, hoy os deleito con el artículo opuesto: Películas aclamadas que, a lo sumo, me provocaron bostezos. El orden, no es significativo.

1- El club de los poetas muertos

No es que no pille el mensaje de la película, que sí, que la juventud pasa y no vuelve, el pensamiento individual contra la factoría del establishment… Pero joder, nos lo hace llegar de una forma super evidente, ingenua y maniquea. Empezando por ese profesor “guay” cuyo concepto de motivar a los alumnos consiste en ponerlos a hacer el capullo porque se conoce que en eso consiste ser libre.

Sin olvidarnos, de los niños, que a veces tienen conversaciones que ni tiarrones de 30 palos. Pero lo más grave, SPOILER ALERT: suicidarse porque tu padre no te deje participar en una obra de teatro no tiene ni pies ni cabeza. Es imposible empatizar con eso, es demasiado exagerado.

“Y mis padres haciendo horas extra para pagarme esta escuela…”

2- Pesadilla antes de navidad

Lejos de odiar esta peli, creo poder decir que me gusta. Pero ¿No os da la impresión que su impacto cultural es desmedido? Merchandising omnipresente, gente citándola como influencia… pero más allá de que visualmente es molona ¿qué tiene esta película? Pues, para mí, nada.

Una historia insípida, personajes poco carismáticos, ningún diálogo memorable y… ¿A alguien le viene a la mente alguna de las canciones? Hay quien ni recuerda que es un musical. La traducción al castellano rompe en parte la premisa principal de la película (confusión entre Santa Claus por Sandy Claws) Que ahora nada, pero de pequeño eso de Santa Clavos no había quien lo entendiese.

“No soy como las demás chicas de 15 años” Starter Pack

3- Mad Max (1979)

Cuando se estrenó Mad Max 3, la última de la trilogía antigua, yo aun no había nacido así que tal vez el problema sea generacional, pero me parece un coñazo. Os juro que el ritmo se me hace lento (en especial con las dos primeras), que seguro que en su día no lo era, pero…

Sin duda lo que menos comprendo de la saga es la falta de coherencia entre las 3 pelis. Max no es el mismo personaje en la 1 que en la 2 y ni de coña están en el mismo mundo en que se desarrolla la 3. Eso sí, Fury Road estuvo de puta madre.

Me acojona más el Mel Gibson actual con sus opiniones sobre los gays, la verdad

4- Los Goonies

Al igual que echarle mierdas al gin-tonic, el tributo a los años 80 es una moda que dura ya demasiado y se hace cada vez más ridícula. Hace unos años, ya veía gente ensalzado esta película como una de las mejores de Spielberg y, por curiosidad, un día me dispuse a verla.

Mi sorpresa fue que… ¡Ya la había visto! De pequeño, en algún pase de sobremesa televisiva. Claro que para mi era “La peli del tio feo vestido de Superman”. En cualquier caso, la dejé porque me aburría. Es muy para niños, lo cual no es un defecto, pero si ya entonces no le vi nada especial

Como detalle que no le importa a nadie: En esta peli descubrí el concepto musical de “bemol y sostenido”, que me hizo descojonarme en la escena del piano porque “bemoles” era el eufemismo que usaba mi madre para no decir “cojones” delante de sus hijos.

“Tío, los 80 molan, los 80 eran lo mejor ¿No viviste los 80? No tienes infancia… etc.”

5- Distrito 9

La película que me hizo dejar de leer a cerca de películas que aun no se han estrenado. La vez que más defraudado he salido del cine desde Matrix 3. Se supone que era una historia de ciencia ficción, Africana, con mensaje político haciendo alegoría al Apartheid, Peter Jackson en la producción ¡Incluso estaba nominada al Oscar a mejor película! Hype máximo.

Nada, al final fue una americanada sin pies ni cabeza. Las referencias al Apartheid se limitó a: “Lo que antes eran los negros, pues ahora los aliens” y a tomar por culo. Para colmo, el protagonista es un tío odioso con un bigotillo a lo Martínez el Facha al que hubiese intentado clavarle la pajita en un ojo si la peli llega a ser en 3D

No sé qué le vio todo el mundo. Y no pienso ver Chappie, Neil, dos veces no me la cuelas.

Un desalojo, otra okupazión

6- Madagascar

El problema de las pelis de animación es que son tan bonitas de ver, que te animas con algunas que claramente no van orientadas a ti. Es el caso de esta película. Supongo que yo esperaba una especie de Shrek, pero en su lugar me encontré con un producto mucho más infantil. Insisto en que esto no es un defecto, pero no era lo que esperaba.

Parte de mis quejas van también a la adaptación española ¿Qué necesidad había de traducir la mítica canción de “I like to move it, move it” por “Yo quiero marcha, marcha”? Joder, ni que los niños se fuesen a morir por escuchar un par de frases en Inglés. Al menos los pingüinos molan.

4 tipos locos los 4 y a Brehmen vamos con… ah, no, esos son otros…

7- Super Size Me

¿Es el documental más mongolo de la historia? Si no lo es, por favor, proponedme uno peor en los comentarios. Un fulano decide desayunar, comer y cenar a diario en un McDonalds con el fin de demostrar que es malo para la salud ¿Conclusión? Sí que es malo. ¿¿NO ME DIGAS?? ¡ERES UN PUTO GENIO!. Estoy ansioso por ver sus próximos trabajos: Tirarte de un avión en pleno vuelo sin paracaídas ¿Será letal? Los resultados te dejarán asombrado.

Lo peor no es tratar de demostrar algo que, en 2004, era ya bien sabido por todos, si no que realmente no demuestra nada. Porque piensa en cualquier pulpería, sidrería, asador… (por contraponer al fast food de franquicia) que conozcas e imagina hacerte ahí las 3 comidas del día durante un mes y pidiendote las raciones grandes (porque una de las condiciones del documental es que se tenía que pedir el tamaño King Size si estaba disponible) ¿Me estás diciendo que tu salud no se vería afectada? Venga, hombre…

“No me puedo creer que mi mujer se tragase lo del documental como excusa para no cocinar”

8- Batman Begins

Es una película de superhéroes para gente a la que le da vergüenza reconocer que le gustan los superhéroes. De ahí ese Bruce Wayne atormentado y las frases grandilocuentes, como diciendo “esta es para adultos”. Un tonito pretencioso que se mantiene en toda la trilogía.

Ese afán por explicar de forma realista de dónde saca sus habilidades y sus artilugios resulta inútil porque lo único que consigue es que te preguntes: “Y por toda la pasta que se está dejando… ¿no hay formas más eficientes de combatir el crimen que disfrazarse de murciélago y salir a repartir?” Menos mal que luego llegaron Los Vengadores para sacudirse los complejos y sacar la esencia de los superhéroes: Fantasía, hostias y disfraces de colores.

El caballero oscuro. Y, a su lado, Batman.

9- Un Pez llamado Wanda

Yo no sé si la vi demasiado de joven, o con el ánimo equivocado o qué, pero me parece completamente insulsa. Como enredo, entretenida, pero como comedia, ni puta gracia. Yo creo que mucha gente vio el nombre de los Monthy Python en el cartel y ya automáticamente decidió que la película era tronchante.

Humor completamente blanco, jueguitos de palabras, personajes tontorrones… Luego leo críticas y flipo, todos poniéndola cómo “Ácido humor inglés”. Me gustaría recordar que, en el humor inglés, el que se queda serio es el que hace el chiste, no el que lo escucha. Que a veces alguno parece no tenerlo claro. Y no puedo decir mucho más porque, la verdad, me dejó indiferente.

Kevin Klein llamando “al enemigo” para ver si consigue hacer reir

10- Quemar después de leer

En los cómics de Predicador, hay un momento en que los protagonistas hablan de si son mejores las pelis de Chaplin o las de Laurel & Hardy (a.k.a. el Gordo y el Flaco), para concluir que los que valoran más la estética son del primero mientras que los que valoran más el contenido son de los segundos. Siguiendo el símil, esta es una comedia para los de Chaplin.

A mi me gustan varias de los Cohen, pero en esta parecen autoplagiarse el estilo con ideas muy endebles. Es elegante, las actuaciones son buenas y alguna situación es ingeniosa, pero no me hace gracia. Eso es lo único que no le puedo perdonar a una comedia.

Frase real de la peli que resume mi opinión sobre ella: “Sea lo que sea que hemos hecho, no lo volvamos a hacer”

Post de confesiones: Fer Lee’s “Guilty Pleasures”


Los “Placeres Culpables”, lo que no te gusta que te guste, que te produce placer pero te da vergüenza. Bueno, a mi mucha vergüenza no me da, si no no lo estaría publicando.

¿Tenéis ganas de saber de qué penosas actividades disfruta vuestro bloguero favorito? ¡PUES CLARO QUE NO, HOSTIA! Esta es la mítica mierda que sólo mola cuando la escriben famosetes. Pero total, a este blog ya solo entran mis amigos y gente que viene a cascársela con las imágenes de anime, dos colectivos que no se solapan tanto como puede parecer.

La que se avecina

Esta serie peca de casi todos los defectos clásicos de las series españolas: Estereotipos rancios, humor de “Domingas”, capítulos de hora y media con cincuenta mil lineas argumentales (O “tu dispara pa todos lados y malo será que no acertemos”), actores que claramente están ahí por ser familiar de alguien… Y además, otros defectos de nuevo cuño: Normalización de la prostitución, banalización de la violación, gente gritando full-time…

Es, objetivamente y a todas luces, una puta mierda, peeeero me parto culo con cada capítulo. Tal vez eso signifique que tengo un tumor cerebral o algo. A ver si estrenan temporada nueva, joder ya “¡Qué pechotes!”

Qué bajona les va a dar a los del hentai

La hora de los fósforos de “Herrera en Cope”

Ojo, sólo esa sección, no el programa entero. Estamos hablando de guilty pleasures, no de penitencias filipinas. Supongo que soy demasiado joven como para haber conocido al Carlos Herrera prestigioso periodista en New York y ya  le cogí en la etapa Herrera fachuzo señorito andaluz sacado de una peli de Joselito.

Los fósforos es el momento del programa en que los oyentes llaman para contar sus anécdotas a cerca del tema del día. La pedantería y ranciedad de Herrera contrasta con el garruleo del oyente medio de su programa y, sin embargo, comparten un detalle clave que es lo que me hace apuntarme al carro: Su gusto por las anecdotas de cuescos y de follar. No sería extraño encontrarnos con una conversación tal que así:

Carlos Herrera: “Buenos días ¿Ha existido alguna ocasión en la que usted, en público, fue incapaz de contener la necesidad de expeler una ventosidad?”
Oyente: “Hola Don Cal-loh, pues sí, la verdá eh que me pegué un peo en la boa de mi premo que casi rompo loh cristaleh”

La risión.

Rancio is the new sexy

Saber y Ganar

Jajaj, es broma, eso no tiene nada de “Guilty”… ni de “Pleasure” tampoco.

El Chunda-Chunda

Durante mi época de bajista de una banda de indie  (No me puedo creer que me pagasen por aquello) adolecí del mal que afecta a todos los rockeros en algún momento de sus vidas: Pensar que el Rock es la única música buena y que lo demás es mierda. En especial, por supuesto, la electrónica, que como mucho sería para gañanes de coche tuneao, chupa de neopreno y pelo cenicero.

¡Cual sería mi sorpresa cuando descubrí que aquello me gustaba! Y no hablo de la electrónica guay rollito Daft Punk o Justice (Que también! No te jode!), no,  yo voy más allá: El dance noventero, a.k.a. Chunda-Chunda, a.k.a. Bacalao, a.k.a Eurobeat, a.k.a La música del Saltamontes. Os lo recomiendo para hacer ejercicio o lavar los platos en tiempo récord. Funciona, en serio.

Cualquier día lo pongo en el coche a todo volumen con las ventanillas bajadas para poder ir a junto algún reguetonero de estos que andan por la calle con la música del móvil y gritarles “¡¿QUIÉN ES EL HORTERA AHORA?! ¡¿EH?!”

Puse “Tunning” en Google y me salió esto. Evidentemente tuve que ponerlo

Los comentarios de la web de Marca

El periodismo deportivo es un pozo de gilipollez, fanatismo, infantilismo, ridiculez y fracaso escolar. Pero el caso es que sí me gusta el deporte y, qué le vamos a hacer, me gusta el flame online, por lo que lamento la muerte de los foros (salvo Forocoches pero no me va la dronga tan dura). Los comentarios de cada noticia de la web del Marca son un autentico foro en donde asistir a agrias polémicas y festivales de insultos a cerca de temas que no importan una puta mierda.

Yo os lo recomiendo. El domingo, cuando acaba la jornada de liga, abrirse unos Cheetos Pandilla y ver como los forofos exiben su bilis, su ingenio y sus selectas faltas de ortografía. En especial, si el tema trata de refilón la independencia de Cataluña. Aún no me he unido por vergüenza, pero lo acabaré haciendo, ya veréis.

¡Y a mi! Pero de ese Guilty Pleasure, hoy no hablo.

Los videos de Youtube del fulano que calienta un cuchillo con un soplete y corta cosas

Si ya es tonto de cojones hacerlo, imaginad ponerse a verlo. Pero os dejo el enlace, por no sentirme solo en esta absurda e improductiva pérdida de tiempo.

LA LA LAND: Necesito escribir un post para decidir si me ha gustado o no


Muy buenas, Ostia un lobvers …. [Espacio para que os deleiteis con el sutil juego de palabras] … El otro día fui a ver La La Land, ganadora del Globo de Oro a mejor película, nominada a 14 Oscars, incluido, espero, el Oscar al título más estúpido de la historia. Pero obviando esto último, las expectativas  estaban por las nubes ¿Merecidamente? Veamos.

Inevitablemente, va a haber spoilers. Aunque no voy a destriparlo todo, algunas cosas comentaré.

La historia arranca con Mia (Emma Stone) atrapada en uno de los épicos atascos de Los Ángeles, situación que aprovecha para contarnos cómo, desde niña, había sido una amante del cine y del teatro, por lo que un día decidió dejar la carrera de derecho y mudarse a Hollywood para probar suerte. Pero su canción es interrumpida por una bocina que la devuelve al mundo presente, dónde en los años que lleva en la ciudad, no ha conseguido abrirse camino como actriz.

Parchís, chis, chis es el juego de colores que cantamos para ti

Parchís, chis, chis es el juego de colores que cantamos para ti

El gilipollas que le había pegado el bocinazo resulta ser Sebastian, interpretado por Ryan Gosling, un actor al que admiro desde Drive porque su interpretación de un tío que se salta todas las normas de tráfico y lleva un palillo en la boca me recuerda a mi lucha por la supervivencia en las carreteras de la provincia de Lugo. Sebastian es un talentoso pianista que sueña con reabrir un mítico club de Jazz de la ciudad, pero está arruinado y parece ser incapaz de conservar un trabajo estable.

Mia y Sebastian se conocen y el amor comienza a surgir entre ellos. Ambos comparten, de distinto modo, el sueño californiano: El Hollywood de la época dorada, el jazz clásico, los focos, los escenarios, los clubs nocturnos, la fama… y nos lo hacen saber con un número de claqué que nos transporta a Cantando bajo la lluvia o a las películas de Fred Astaire. Impresionante tanto cantando como bailando Emma Stone, muy superior a su compañero de reparto, que tampoco desentona, pero se nota cuando bailan juntos.

Los Ángeles es sin duda la ciudad de las estrellas y ellos se apoyarán mutuamente para  ganarse su sitio entre ellas.

Salí del cine haciendo el mongolo tratando de imitar esta pose

Salí del cine haciendo el mongolo tratando de imitar este baile

Como habéis leído, los personajes son estereotipos de un argumento visto una y mil veces, pero la forma de contárnoslo,  con esos mágicos números musicales apelando la idealización de la vida del artista (que tanto nos mola, reconozcámolo) lo que hace especial esta película.

Sin embargo, llegados a este punto me empezó a llegar un tufillo carca, el mismo que emana de la gente que te viene con lo de “los niños de ahora están todo el día jugando a la Play en vez de salir a la calle”. No puedo evitar ver esa actitud de “El cine y la música que molaban eran los de antes”. Esto es especialmente evidente en los momentos en que se ridiculiza sutilmente la música electrónica. Una de las frases que más leí en las críticas a esta película era la de “Ya no se hacen películas así”... pues será por algo. La nostalgia es muy traicionera.

Hay una escena en la que te quieren mostrar como Sebastian ha tenido que “venderse a la música comercial“, pero el mensaje es confuso porque la canción que utilizan para ello es un temazo de la hostia y probablemente sea de las mejores partes de la peli.

Decubrir a John Legend fue de lo mejor de La La Land

Decubrir a John Legend fue de lo mejor de La La Land, aunque lo pongan como ejemplo de “malvada música comercial”

Esto de “venderse” provoca un conflicto con el que no consigo empatizar, supongo que porque soy de un país medio pobre en el que cualquier pianista se daría con un canto en los dientes si pudiese trabajar de lo suyo por un sueldo decente. Rechazar el trabajo por pensar que está traicionando su sueño, más que romanticismo,  a mí me parece pijerío. Pero esto último es más un problema mío que de la película.

Finalemnte se desvela el que, a mi modo de ver, es el tema principal de la película: ¿Debe uno perseguir su sueño a toda costa aunque eso signifique apartarnos de las personas que queremos? Con la canción “The fools who dream”, la película parece inclinarse por el Sí. Pero yo me pregunto ¿No es esto un falso dilema? La película se aferra a la tozudez de Sebastian (Mi club tiene que estar en ESE local y no me vale otro) y a las circunstancias temporales de Mia para hacernos creer que son caminos opuestos, pero incluso dentro de ese argumento se te ocurren varias formas de encontrar una solución.

El cartel de la película dice de sí misma que “Invita a amar y soñar” pero a mí más bien me invita a escoger una de las dos y, en todo caso, a agradecer el no tener un sueño tan específico como los protagonistas porque así no tengo que elegir. 

Increíble escena de baile en el planetario, un lugar que desde niño me ha parecido mágico

Increíble la escena de baile en un planetario, lugar que, desde niño, me ha parecido mágico

Cuando los créditos comienzan a subir, uno se queda con una sensación agridulce. Es una película festiva y llena de belleza en lo musical y visual, pero con unos personajes que no parecen acabar de ser felices. Tal vez ese sea el objetivo de la película, hacernos ver que los triunfos implican sacrificios, que la pasión es necesaria pero no suficiente y que nunca sabremos con certeza si hemos elegido el camino equivocado o el correcto.

¿Nos puede gustar una película sin estar de acuerdo con los mensajes que se transmiten? Yo creo que , ya me pasó con El Francotirador, que es facha a barrer pero mola. La La Land no estará entre mis películas favoritas, pero he pasado un buen rato viéndola y me ha hecho pensar, no se puede pedir mucho más, la verdad.

Merece la pena, sin duda.

Otra cosa que he aprendido con esta peli: Por lo visto en LA hay un cine mítico llamado Rialto, parecido a la  mística residencia de estudiantes en la que se gestó este blog

Otra cosa que he aprendido con esta peli: Por lo visto en LA hay un cine mítico llamado Rialto, lo cual nos retrotrae una mística vez más a la residencia de estudiantes en la que se gestó este blog.

Y ahora, una parte indispensable de mis reseñas: Mis pensamientos durante la peli:

– Cómo molan los coches americanos antiguos. Deben estar en los años 80.
– Qué buen tiempo hace en California en invierno, cabrones.
– Pues a mi los villancicos no me molestan. Navidad son 2 semanas al año, dejad de ser tan snobs.
– JAJAJA, putos 80, mira qué pintas.
– ¿Cómo que tienes un Prius? ¿Pero no estabais en los 80?
– Joer, como baila Emma Stone. Ryan, vas a remolque.
– Claro, no le puede avisar porque en los 80 no había móviles ¡Qué putada!
– ¿En serio nos estáis intentando colar este temazo como canción de mierda?
– ¿Están viendo YouTube en el móvil? PERO EN QUÉ ÉPOCA ESTÁN?!!!
–  Cómo mola la canción y qué vozarrón tienes, Emma Stone.
– Pues no estoy de acuerdo.
– A chorar a Cangas
– Mmmm, no sé, no sé…

Y el detalle que no le interesa a nadie: Me pusieron OTRA VEZ el trailer de la pelicula de animación de la bailarina de ballet. Por favor, estrenadla de una vez que lleváis poniendome el mismo puto trailer un año y pico, si me apuras. Y además tiene pinta de ser la típica película para niños que solo les gusta a los padres. Yo ya le pillé manía, la va a ver su puta madre.