• Páginas

  • Categorías

  • diciembre 2020
    L M X J V S D
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • Archivos

  • Gente sin seriedad

10 pelis para sobrellevar la resaca en 2020


¡Feliz año, queridos lectores! Esta es una noche especial, una noche que hubiésemos pasado juntos los 4 redactores del blog si no fuese por la manifiesta incapacidad de Davidrago y yo para gestionar nuestras propias agendas. Otra vez será.

En cualquier caso, la noche pinta agotadora, mañana es festivo y hace frío ¿Dónde vais a estar mejor que en el sofá con vuestra manta viendo una peli divertida y ligera? Pues aquí van unos cuantos ejemplos, por si necesitaseis ideas.

 

1. Perseguido

Esta la tenía decidida desde que la vi con Javi en una visita “de emergencia” que hizo a mi casa durante este año. Esta peli es de esas que a día de hoy solo pueden verse desde el exceso y la marcianada más absoluta.

No os preocupéis por su seria y dramática premisa, enseguida comienza el desparrame de muertes, músculos y trajes horteras made in Chuache.

El Momentazo: Crees que estás viendo un drama distópico cuando de repente irrumpe un personaje llamado “Sub Zero” que nos valdría como resumen de lo que va a ser la peli en realidad.

Sí que se ha puesto duro el Saber y Ganar…

2. Eurotrip

A los que me acuseis de inmaduro por incluir esta os digo que… ¡tenéis razón! Si, como yo, aún sois capaces de disfrutar de la comedia “coming of age” os recomiendo esta joya de videoclub que en su día me hizo llorar de risa.

Eso sí, como todas las pelis de este género, es para ver en compañía de gente que comparta tu condición de descerebrado, perderá mucha gracia si estás solo o con gente seria.

El Momentazo: La noche de Ámsterdam guarda curiosos secretos, entre ellos, el misterioso club “Van der Sex”

Mi scusi…

3. Indiana Jones y la Última Cruzada

En esta lista, en pocas ocasiones recomendamos clásicos de este calibre, pero el cine de aventuras de aquella época podía construir personajes interesantes manteniendo la ligereza en la historia y sin pasarse con el drama, justo lo que buscamos.

Para mí, la más divertida de la trilogía original por tener a Sean Connery dando la réplica a Harrison Ford de forma bastante aguda.

El Momentazo: Indy nos deja claro que, sin billete, no se puede volar.

Me da a mí que los Nazis nos la colaron con lo de celebrar San Juan

4. Al filo del mañana

Una de las películas de acción más resultonas y entretenidas que he visto recientemente. La Navidad (y la resaca) hacen aflorar a nuestro niño interior, y a ese capullín le mola ver a tíos con exoesqueletos matando extraterrestres.

Aprovecho para reivindicar a Tom Cruise como heroe de acción, que parece ser siempre obviado cuando se hacen listas.

El Momentazo: El primer desembarco en la playa tiene un tono “salvad al soldado Ryan” cojonudo, tanto conceptualmente como visualmente.

No, si cuando yo digo que no hace día de playa…

5. Todo en un día

Si la resaca ha devenido en bajona, ni lo dudes, elige esta. Es un puro chute de alegría de vivir propia de ese último año de instituto en el que nos sentimos triunfantes por haber superado todos los retos de la secundaria y cualquier futuro parecía posible.

Como diría Ferris Bueller, el protagonista: “La vida pasa muy rápido y, si no nos paramos de vez en cuando a echar un vistazo, podríamos perdérnosla.”

El Momentazo: Ferris ha de regresar a su cama antes de que sus padres lleguen a casa. Para ello no dudará en tomar el camino más corto: La línea recta, así sea saltando por encima de coches, setos o allanando la propiedad de sus vecinos.

Mítico que latas un día a clase y acabas siendo la estrella de un desfile ¿A quién no le ha pasado?

6. Blade

Este año que ha terminado la magnífica saga de Vengadores, me parece un buen momento para recordar la primera peli de Marvel que no dio grima. Recomendable flipadura  de artes marciales, espadas, disparos y personajes molones.

Como detalles negativos, ese CGI horrendo de finales de los 90 y la banda sonorora, no por mala, sino por machacona para un día de resaca.

El Momentazo: Blade entra en una discoteca llena de vampiros duchándose en sangre y decide que se ha acabao la tontería.

Hola, venía a lo de la endodoncia.

7. Bienvenidos al fin del mundo

En los últimos años, Nochevieja consiste, para mí, en regresar a mi ciudad de origen y reencuentrarme con viejos amigos del instituto en los pubs locales. La película va en gran medida de lo mismo pero con un toque sci-fi bastante cachondo. Y no me extiendo más, que de esta ya hablamos este año.

El Momentazo: La pelea en los lavabos contra los “adolescentes-robot” es tan cazurra que da risa.

Y hasta aquí las similitudes con mi fin de año

8. Bowfinger, el pícaro

Para mí, el canto de cisne de Eddie Murphy. Esta película me descubrió el concepto de “Filmar a lo guerrilla”. No puedo dejar de empatizar con unos perdedores que ponen todo su corazón en una obra creativa a pesar de su falta de talento y medios.

Muy divertida, con mucho corazón y te deja con sensación de buen rollo.

El Momentazo: Cuando presentan una nueva peli titulada “Ninjas con bolsos falsos”. Con trailer y todo, un descojone.

Y va él y le contesta “No, pero me gustaría verlas” jajajaja.

9. Goldeneye

La peli de James Bond que me hizo creer que me gustaban las pelis de James Bond (En realidad no soy muy fan) No a todo el mundo le gusta el 007 de Brosnan, pero al Pierce lo que es del Pierce: en esta peli se sale.

Además del desparrame de sexo y sobradas que caracterizan al agente inglés, una curiosa trama de hackers y la presencia de Sean Bean.

El Momentazo: De la mitología Bond, reconozco sentir debilidad por Q. Y en esta peli no es una excepción. “Dicen que la pluma es más fuerte que la espada, pues ahora es cierto gracias a mí” (saca un boli explosivo)

Mala idea: La chaqueta se te arruga de cojones en el respaldo del asiento del tanque.

10. Street Fighter: La última batalla

¡Me guardé la droga dura para el final! Esta peli es una mierda, pero es NUESTRA mierda, la de todos los fans del mítico videojuego. Personajes de opereta, argumento complicado pero retarded, ropas y peinados imposibles, Van Damme con las pupilas dilatadas por la cocaína, Kylie Minogue haciendo de Cammy vaya usted a saber por qué… Consumir con precaución.

Como nota curiosa, de pequeño no me gustaba Raúl Juliá haciendo de Bison (¡poco petao!), y hoy me parece lo puto mejor de la peli con diferencia.

El Momentazo: Bison, en batín, se dirige a Chun Li mientras se sirve un copazo: “Comprende que no me acuerde de cuando maté a tus padres. Para ti sería el día más importante de tu vida, pero para mí fue un martes más” Qué puto amo.

El Coronel Guile, experto en resolver conflictos internacionales a hostión a tentetieso.

 

Esperamos haberos dado ideas. Y si no os convence ninguna, podéis echarle un ojo a estas otras listas que hemos hecho los años anteriores, que no son pocas, por cierto… ¡Cada año es más difícil no repetirnos!

Lista para 2019

Lista para 2018

Lista para 2017

Lista para 2016

Lista para 2014

 

 

 

 

 

 


 

Y este ha sido el último post de 2019. Disfrutad de las pocas horas que le quedan al año, que lo paséis estupendamente bien esta noche, sea como sea que hayáis elegido celebrarla, y que el año nuevo no os depare más que cosas buenas. Nosotros seguiremos por aquí, agradeciendo que, de vez en cuando nos hagáis una visitilla.

¡FELIZ 2020!

 

 

Mejor otro día


Muy buenas amigos de OstiaUnLobby

Hoy, subo a la palestra de este blog para escribiros sobre la última película que he visto hoy, al menos en lo que va de día, ya que he arrancado viendo enormes pelis como Eraser y Perseguido de nuestro amigo Arnold (porque no hay huevos a escribir el apellido). Total, que siguendo con mi racha de cine, me puede el optimismo y entramos a ver Mejor otro día.

Os adjunto la carátula para que la reconozcáis inmediatamente y no entréis al cine.

Os adjunto la carátula para que la reconozcáis inmediatamente y no entréis al cine.

Este relato nos cuenta la historia de cuatro personas que, por diversas razones, deciden suicidarse en Nochevieja. Los cuatro protagonistas terminan confluyendo en la azotea del edificio más alto de la ciudad y, por razones solo atribuibles al destino, deciden posponer su suicidio hasta el día de San Valentin. La historia nos presenta primero a Martin, una antigua celebridad caida en desgracia por un caso de pederastia (la culpa es de los padres que…); Maureen, una agobiada madre soltera que no tiene vida propia por estar volcada en el cuidado de su hijo dependiente; Jess, una inestable joven que padece los nocivos efectos de estar bajo el ojo de la prensa y el trauma de perder a alguien querido, y por último a J.J, un músico frustrado que padece una enfermedad terminal.

No os voy a mentir: desde Los amantes pasajeros no habia visto una película que me dijera tan poco. Según la entrada sobre Mejor otro día en Filmaffinity, se trata de una comedia dramática, un contrasentido que no se traslada a lo que vemos en los 90 minutos de película. No me malinterpretéis, el suicidio me parece un tema tan bueno como cualquier otro para hacer una comedia o un drama, es una oportunidad perfecta para hacer enormes reflexiones vitales y sacar conclusiones de que la vida merece la pena ser vivida o no, ya dependiendo del guión.

De las historias de nuestros cuatro héroes no aprendemos nada. Podemos vislumbrar, y sí, digo vislumbrar que no entender o recibir una explicación normal, las razones que les empujaron a todos a ir a esa azotea en Nochevieja. Lo que no vamos a entender, en casi ningún caso, es la razón por la que superan su deseo de morir ya que en la película no se destina ninguna conclusión ni tan si quiera se dice una frase profunda. La única moraleja es que la vida es más llevadera con amigos (y vayas de vacaciones a Tenerife) aunque tu vida siga siendo una mierda, otro mensaje más de conformismo y de no avanzar hacia ninguna dirección; exactamente lo que no quería ver.

Siento que esta película es el perfecto ejemplo de como el cine, al igual que toda la sociedad, se está idiotizando. Una película sobre el suicidio totalmente ajena al hastío vital o cualquier problema emocional que como mínimo te haga agarrarte un poco al asiento. Sin embargo, la trama prefiere centrarse en la amistad que se forja entre los cuatro que, para ser sinceros, parecen el típico grupo que debe unirse para trabajar juntos como suele ocurrir en las pelis de zombis. ¿Podría decirse que superan sus respectivas crisis por cambiar su actitud hacia la vida? A todas luces, parece que es lo que ocurre aunque la película no lo deja traslucir en ningún momento, ni si quiera en el clímax. Da la sensación de que he visto una versión cortada de la película con las escenas simpáticas y donde se le ha cortado, a propósito, todo contenido digno de reflexión.

Lo siento, no pude evitarlo

Sabéis que siempre os animo a que le echéis un ojo a las películas y series de las que os hablo pero esta vez no lo haré. Esta película no merece vuestro tiempo ya que no sirve ni para reirse, fomenta unos modelos mega idiotas (Jess es para matarla a patadas) y no tiene ningún tipo de guión o desenlace. ¿Para qué perder vuestro tiempo cuando podríais estar viendo Comando o cualquier otra película?