• Páginas

  • Categorías

  • mayo 2021
    L M X J V S D
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Archivos

  • Gente sin seriedad

El Tonel del Tiempo: La historia sci-fi de Zipy y Zape


Andaba yo curioseando por el twitter de nuestro querido Davidrago cuando vi este hilo a cerca de esos momentos de los cómics que siempre recordamos. Automáticamente me vino a la cabeza el final de “El Tonel del Tiempo”, la mejor historia de Zipy y Zape… pero también la más extraña.

En este vídeo-post os explico por qué este tebeo es tan especial y por qué me resultó tan impactante su final.

Esto además acaba con un injusticia histórica de este blog: En 7 años que llevo participando en Ostia Un Lobby, jamás había hablado de estos gemelos por los que sentía auténtica obsesión de pequeño. Probablemente la primera “saga” de la que fui friki.

Muchas gracias por visitarnos, mucha suerte y mucha salud!

10 pelis para las tardes de domingo en 2021


Estas pasadas Navidades no nos dio tiempo a hacer la tradicional lista para sobrellevar la resaca el día de año nuevo. Pero como dije yo a mis padres al acabar la carrera: “Más vale tarde que nunca.”

Ya tenemos una edad y un estilo de vida mucho menos juvenil que en aquel lejano 2014 en que empezamos a hacer estos posts, así que creo que es hora de ir abandonando el tema resacoso y pasar a hablar de pelis de domingo por la tarde: Esas películas ligeras, divertidas y vistosas para disfrutar bajo la manta. Esas que tal vez no te pondrías en Netflix, pero si las pillas en la tele te las ves. Y las disfrutas.

Y si ninguna de las películas os convence, siempre podeis sacar la inspiracion de las listas de años anteriores:

Lista de 2020
Lista para 2019
Lista para 2018
Lista para 2017
Lista para 2016
Lista para 2014

Feliz año nuevo: El 2020 en Ostia un Lobby


Hola, amigos. Hoy termina 2020, un año al que al que al menos hay que reconocerle una cosa: Nos ha puesto de acuerdo a toda la humanidad, pues todos pensamos que ha sido una puta mierda.

Tanto que este ha sido el primer año en que valoré abandonar este pasatiempo. No hubo ni los tradicionales posts de Navidad. Pero bueno, valga este artículo de repaso del año como declaración de intenciones de continuar con el blog en 2021. Allá vamos.

Como siempre, empezamos el año el día 1 de enero con nuestro post de recomendaciones fílmicas anti-resaca. En 10 Pelis para sobrellevar la resaca en 2020 proponíamos pelis ligeras de nuestros actores favoritos (O sea, que sale El Chuache) En 2021 me gustaría hacer otra de estas listas, pero como videopost. No puedo prometerlo, pero querer quiero.

Miradme a los ojos y decidme que no os parece planazo veros Street Fighter el 1 de enero.

En aquellos añorados meses en los que la gente podía reunirse sin miedo, Javi se vino un finde a mi casa y aprovechamos para grabar unos vídeos resumiendo y valorando One Piece. La serie quedó incompleta, pero planeamos retomarla. Especialmente ahora que acabamos de celebrar… ¡los mil episodios del manga!

Fue a mediados de marzo cuando publicamos Especial Coronavirus: Lecturas para una cuarentena. Sí, a mi también me da la risa ahora al leer “especial” como si fuese una cosa de la que solo se iba a hablar en un momento puntual.

De todos modos, las novelas que ahí mencionamos son muy recomendables independientemente de la situación. Por elegir una, me quedo con La Peste, de Albert Camus. El por qué, en el post, claro.

Una epidemia que saca lo mejor de los seres humanos. Tristemente, nada que ver con la realidad.
Una epidemia que saca lo mejor de las personas. Tristemente, nada que ver con la realidad.

Todavía en ese mes de duro confinamiento, Javi daba su visión de lo que nos ocurría en el post: Cuando la puerta se abra. Entonces, creíamos posible que la pandemia podría hacernos mejorar como sociedad, que tal vez valorásemos mas lo que tenemos, que nos preocupásemos más de los demás, que respetásemos más a los trabajadores de los sectores esenciales… Ahora tengo hasta nostalgia de esa sensación de optimismo.

El virus fastidió mis planes para Semana Santa, así que pasé ese tiempo viendo pelis. Se me ocurrió, entonces, hacer un post de recomendaciones: 6 películas de encerrados para ver encerrados. Películas en la que también los protagonistas se ven atrapados en algún lugar.

Hay que mencionar que este fue mi primer videopost para este blog. Dada la gran acogida que tuvo, abandoné los artículos escritos hasta hoy. En mi opinión, esta ha sido la novedad más destacada de Ostia un Lobby en 2020.


Ahora que éramos estrellas de Youtube, hasta nos animamos a colaboraciones y directos. Aprovechamos el Star Wars Day para hacer un directo con los amigos de La Hora Lemur (Otro proyecto cuya vida se ha cobrado el coronavirus, por cierto) Lo tenéis disponible en el post Que viva Star Wars! Ranking de las 11 pelis.

4 de Mayo… El día de Star Wars!

Ese mismo mes cumplí 32 años y quise recuperar la perdida tradición de este blog de los posts de cumple. En el videopost Post de cumpleaños: Mi vida en 11 discos hago un no-tan-breve repaso de la música que me ha acompañado estos años. Cómo pasa el tiempo, madre mía.

Saltamos al mes de junio y yo ya le había cogido el gustillo a esto de grabar videos. El siguiente fue El efecto Mandela, en el que explico en qué consiste este fenómeno y os doy ejemplos de él. Un tema que me fascina.

Veis que la actividad bloguera no estuvo mal la primera mitad de 2020. Sin embargo, decaería completamente en la segunda: Aquel fue el último post del año.

Pero no pensemos en esto como algo negativo. El motivo de dedicarle poco tiempo a Ostia Un Lobby es que nos hemos centrado más en otros proyectos que nos motivan más en el presente. En la actualidad yo soy uno de los miembros fijos del show de Twitch La Regadera y Javi hace directos de gaming con frecuencia en su canal de la misma plataforma.

De hecho, fue en uno de esos directos en el que compartimos con los espectadores un juego que nos inventamos en el GTA IV: El salto de Rotonda. Sin duda, unos de los eventos a mencionar del año. Os dejo aquí con el trailer.

Aparte de eso, ambos colaboramos con cierta frecuencia en Recuncho Gamer, un proyecto en Lengua Gallega de podcast y streaming de videojuegos.

¿Y qué decir de Vero que no se sepa ya? Si su Instagram, El Tocador de Vero es mucho más conocido y exitoso que Ostia un Lobby y que cualquier cosa citada en este post.

El cuarto en discordia, Davidrago, quizás sea el que más tocado se ha visto por el Coronavirus, al haberle estropeado ciertos planes que le ilusionaban mucho. Y a nosotros también. Aún así, se pudo aplazar a tiempo y esperamos que lo pueda disfrutar el año que viene.

Supongo que lo más positivo que podemos sacar de este año es que estamos todos bien, seguimos siendo amigos y seguimos viéndonos con frecuencia ¿Y sabéis qué os digo? Que ese es precisamente mi deseo para 2021.

De izquierda a derecha: Davidrago, Vero, Fer Lee, Javi (Agosto de 2020)

Feliz año nuevo, lectores.

El Efecto Mandela


Seguramente muchas veces os hayáis encontrado con que las cosas no eran como las recordabais, ya sea una frase de una película, el título de un libro o incluso la propia ocurrencia de un suceso, pero… ¿Y si ese recuerdo erróneo vuestro fuese compartido por más personas? Pues de eso va este video post.

 

 

Vuestros comentarios SIEMPRE son bienvenidos, pero en esta ocasión especialmente porque… ¡Me encanta coleccionar este tipo de anécdotas!

¡Feliz sábado! 

Post de cumpleaños: Mi vida en 11 discos


Hoy recupero una tradición perdida de este blog: Los posts de cumpleaños. En este caso un videopost, en vista de la buena recepción del vídeo anterior (Muchas gracias a todos)

Doy un repaso a mi vida a través de 11 álbumes representativos de las diferentes etapas de estos 32 años que hoy cumplo. Algunos siguen siendo de mis discos favoritos, otros… pues no tanto, que, hombre, algo se cambia en 3 décadas.

Muchas gracias a toda la buena gente que ha compartido su tiempo conmigo durante todos estos años. Y a los que aún seguís a mi alrededor… ¡Ojalá lo hagáis por mucho más!

¡Abrazos a todos!

 

¡Que viva Star Wars! Ranking de las 11 pelis.


Ayer se “celebró” el día de Star Wars (May the 4th ¿Quién dijo que los angloparlantes no eran jachondos?) y no es que lleguemos tarde, es que lo celebramos en Youtube, porque ya sabéis que ahora se me da por hacer vídeos.

 

 

Concretamente, un par de streams en directo en que, junto con Iago Gordillo de La Hora Lemur, hacemos un ránking del 11 al 1 de todas las películas que, hasta la fecha, han salido en cines: Las 3 trilogías + los 2 spin offs. Espero que los disfrutéis.

 

 

 

 

6 películas de encerrados para ver encerrados


¡Hola, lectores! ¿Qué? ¿Como lleváis este desmoronamiento de la sociedad occidental? Yo bien, gracias. Hoy he probado algo distinto: Un videopost. A ver qué os parece.

Os remomiendo hoy 6 pelis. Iban a ser 5 pero me confundí al contar y esto, tristemente, no es una broma ¿Qué tienen de especial estos títulos? Pues que en todos, sus protagonistas se encuentran encerrados en algún lugar.

Ya sabéis, mal de muchos, consuelo de tontos. Y en Ostia un Lobby nunca hemos sido muy listos.

 

PD: Ya que mis planes de semana santa se fastidiaron, me he encontrado con tiempo para probar cosas nuevas. Lo cierto es que me lo he pasado muy bien y no descarto hacer más, pero esto no quiere decir que a partir de ahora todos mis posts vayan a ser vídeos.

PPD: Javi y yo ya publicamos algunos vídeos anteriormente que fueron directamente a la página de Facebook. Como siempre, os invito a daros una vuelta por allí.

 

Cuando la puerta se abra


Muy buenas a todos

¿Qué tal todos? Supongo que un poco desorientados debido a la extraña situación que estamos viviendo. Yo no soy ningún visionario y os confieso, con sinceridad, que hace poco más de una semana, no me imaginé que íbamos a estar confinados en nuestras casas. Antes de empezar a escribir, me gustaría tener un momento para enviaros mi energía a todos los que lo estáis pasando mal por una u otra razón.

Por supuesto, en diversas RRSS, hay visionarios que sabían que esto iba a pasar desde hace milenios aunque ese conocimiento, por desgracia, solo sirve para tener increíbles y estériles batallas por Internet, pues desde la seguridad del teclado y sin tomar decisiones, sus palabras me parecen vacuas y llenas del clásico sentir popular de la Red de Redes : “Yo siempre tengo razón”. Como os decía, yo no había previsto este escenario. Quizás muchos de ellos solo intenten llenar el vacío que les deja el no tener mucho más hobby que practicar el ser el Capitán Posteriori. Espero que recuerden que muchas webs como PornHub, Crunchyroll, Movistar, así como otros servicios a los que habría que añadirle toda la oferta cultural que suman museos y óperas, han abierto de forma pública su contenido para disfrute de todos.

No querría desperdiciar la ocasión para aplaudir la iniciativa de Quedate en casa Festival, una auténtica muestra de generosidad que ha tenido a mucha gente enganchada a sucesivos directos de Instagram de treinta minutos en los que un artista, desinteresadamente, nos entretenía con su música. También ha llegado a España Disney+ y un montón de plataformas de juegos han hecho eco de enormes ofertas en videojuegos, o, directamente, que los ha regalado. Por cosas que hacer en casa no es.

También he visto por las RRSS un montón de iniciativas interesantes: Vecinos tocando instrumentos juntos, cantando, haciendo ejercicio, jugando al bingo… Ya sin entrar en los aplausos de las 20h a los grandes héroes que salen todos los días a luchar para que a nosotros no nos falte de nada. Desde doctores a transportistas: Todos sois fundamentales mantener las cosas en pie. Mi máximo reconocimiento desde aquí.

Entrando ya en materia ¿Qué nos encontraremos dentro de cierto tiempo cuando, por fin, podamos abrir la puerta de nuestros hogares sin restricciones?

Hace un par de semanas no me esperaba, ni de coña, que la práctica totalidad de la población saliese a los balcones a aplaudir a esas personas que son héroes por ir cada día a su trabajo. Os parecerá una estupidez, pero ¿Cuándo fue la última vez que hemos estado mentalmente tan unidos y nos hemos parado a reconocer los esfuerzos de los demás? He visto entrevistas a trabajadores de diferentes sectores y muchos se emocionan al sentir que los aplausos de la gente, en parte, también son para ellos. (Está claro que el trabajo está poco recompensado a nivel de reconocimiento, algo que también deberíamos cambiar, por cierto)

Esos aplausos y ese cambio de chip de “regalar” cosas durante la pandemia son lo que me ha hecho pensar sobre… ¿y qué pasará después? ¿Es posible que estemos empezando a darnos cuenta de que valemos más como sociedad aunando nuestros esfuerzos y talentos que estar en constante guerra y competición? Ya os aviso que desde aquí me voy a poner un poco utópico.

Voy a pecar de triunfalista pero siento que se están creando líneas rojas en defensa de nuestra sanidad pública. Me parece que la gente se ha dado cuenta que en estos últimos años, nuestra sanidad se ha resentido gracias a privatizaciones por parte de los “buenos gestores” y la próxima vez que alguien saque el temita, la sociedad actuará de una forma más consistente. Si de algo ha valido este COVID19 es para darnos cuenta de que los grandes héroes de nuestra sociedad son nuestro personal sanitario, gente que está a las duras y a las maduras, gente que trabaja incansablemente poniendo en riesgo su propia salud para velar por nosotros cuando no estamos bien. Y no es porque simplemente sea su trabajo, lo que hemos visto estos días es digno de alabarse como un esfuerzo más allá del deber. Vale, siempre he tenido muy mitificado el trabajo de doctor, no en vano mi padre es uno de mis héroes y modelos a seguir, pero ver a esta gente días sin dormir y sin parar de trabajar… Me falta tiempo para aplaudir a toda esta gente. Ojalá la fuerza de nuestro apoyo y respeto les llegue todos los días.

También, a raíz de las falta de suministros médicos, concretamente respiradores, un montón de gente se ha puesto en casa a ver cómo podían “inventar” respiradores con otros materiales o incluso crearlos con impresoras 3D. Este tipo de cosas, las ves y no puedes dejar de maravillarte de lo increíble que es cuando la gente se une para crear todo tipo de cosas colaborando en proyectos a través de Internet y el verdadero potencial de un montón de personas trabajando unidas para lograr un fin.

Otra de las cosas de las que se habla es la de proteger la economía familiar y se ha llegado a proponer algo similar a una Renta Básica Universal. Esto, lo que más me sorprende es que no lo han propuesto los “perroflautas” de siempre, si no que lo ha llegado a sugerir Luis de Guindos. Desde luego, este hombre propone algo eventual para paliar los efectos de la crisis del COVID19, pero es un gran primer paso.

El concepto de deporte también ha visto algunos cambios ya que ahora no se pueden celebrar competiciones al uso, sin embargo los propios deportistas han optado por retarse en los videojuegos que ocupan su especialidad. No puedo negar que en estos días de confinamiento, el noble arte del videojuego ha hecho denotar su importancia y que se empiecen a fomentar y a hacer públicos los E-Sports , así como el videojuego en general, es algo que me parece esperanzador.

Otro punto positivo, llamémosle, de todo lo que está pasando es que por fin estamos pensando en el concepto de Teletrabajo. Es increíble que en 2020, con lo desarrolladas que están las herramientas para facilitar todo tipo de teletrabajo, en muchos casos aún fuera necesario asistir físicamente al lugar de trabajo. Es obvio que en nuestro país hay muchísima cultura del calienta sillas y de horarios incompatibles con tener familia o cualquier tipo de contacto social. Me llama especialmente la atención, de forma negativa, estos negocios de call centers en los que no les era posible el teletrabajo porque nunca habían invertido en esa posibilidad, un claro ejemplo de que reinversión en el negocio más bien no. Pero está bien que haya estos ejemplos, queda claro que es un premio para los que efectivamente sí han expandido las posibilidades de su empresa a las nuevas tecnologías y ahora aún pueden seguir funcionando. Ya lo decía Avitus de Dawn of War: La preparación lo es todo.

Incluso he visto que algunos pequeños comercios de barrio están volviendo a recibir a los vecinos que antes acudían en masa a las grandes superficies ante el saqueo generalizado de la semana pasada. Y aunque pensemos en lo pequeño, este virus también nos obliga a dejar de un lado uno de los principales conflictos del país ya que, por desgracia, tanto Madrid como Barcelona están siendo asoladas por el virus. ¿Importa ahora dónde están las barreras? Es un momento de pensar en ayudarnos entre todos, indistintamente de la ideología de unos u otros.

Igualmente, todo esto suena genial y seguro que hay más historias que no conozco o ahora mismo no me vienen a la cabeza pero hay varios factores que determinarán realmente, o eso creo yo, qué pasará.

En primer lugar, a mayor tiempo de reclusión, más posibilidades hay de que el chips nos cambié de verdad. Una semana o dos harían lo de siempre: Aplaudimos un día y luego a seguir con nuestras rutinas “de mierda” de siempre. Pero si, efectivamente, esto se alarga y, por desgracia, el número de fallecidos aumenta, será imposible eludir que necesitamos un gran cambio social para afrontar los desafíos que, sin duda, nos estarán esperando cuando las puertas de nuestras casas se vuelvan a abrir.

El otro factor para mi es el grado de unidad que tengamos. Hay frentes de “DesUnidad” por todas partes aunque cabe destacar el tema de la política y el eterno odio que le tienen al actual Ejecutivo, en un duelo pueril por jugar sus intereses partidistas están usando como armas cosas absolutamente indignas, pero siempre hay quien compra ese discurso y lo propaga, cuando no es, directamente , transmitiendo bulos y mentiras por las RRSS, algo que le hace un flaco favor a toda la sociedad.
Otro factor de “DesUnidad” es el propio egoísmo que denota mucha gente, no solo ya saliendo de casa para hacer el anormal sino, lo que más me preocupa, es esa gente que viendo que con el perro sí te dejan salir, han ido corriendo a adoptar. Ojalá me equivoque y de ahí salga una amistad canina para toda la vida, pero pienso que tras este encierro, habrá muchos animalitos abandonados, denotando que hay personas que fallarían de calle la prueba del Jom Gabbar (básicamente egoístas que piensan solo en ellos y son incapaces de actuar en pro de la sociedad).

En base a estos elementos que hemos descrito, el tiempo que pasemos en esta situación, la severidad con la que nos ataque el virus, el número de iniciativas individuales solidarias y por el contrario este factor de DesUnidad que viene propiciado por la confrontación fundamentalmente política y el egoísmo individual, tendremos un ending u otro.

Yo, que siempre intento sacar el Best Ending en todos los juegos, abogo por un final que nos permita cambiar el chip, ver a nuestros vecinos no para saber si tienen más que nosotros, si no para cuidar de que ellos tengan lo suficiente; para dejar de confrontarnos y tirar abajo las fronteras y darnos cuenta de que únicamente aunando esfuerzos por parte de todos, conseguiremos un mundo mejor, más limpio y más humano, donde el dinero no sea la única prioridad y que, despertemos ante la desigualdad, la avaricia, la explotación y la corrupción. Hasta es posible que nos demos cuenta que ese modelo liberalista no nos ha valido para nada y, a la hora de la verdad, todos recurren a papá Estado. El día de mañana, gracias a una Renta Básica Universal, podremos avanzar mucho más en el aspecto tecnológico sin miedo de que ese progreso, deje a la gente sin trabajo. También algunos podrán dedicarse a desarrollar sus artes sin una presión económica que les obligue a ocupar su tiempo en algo que desperdicie su talento… No sé hasta donde nos podría llevar el avance, si se produjera el cambio de chip.

Para mí, el peor ending posible, sería que nada cambiase al terminarse esto. Que los aplausos para la Sanidad cayeran en un olvido, que todas las buenas iniciativas de empresas y artistas para amenizarnos el tiempo no sea nada más que una simple campaña de marketing y que la política y la sociedad, volvieran a darle la espalda al ciudadano para, una vez más, alimentar en su perjuicio a empresas y a bancos.

Todo esto es algo que me ha pasado por la cabeza y admito que es muy optimista, sin embargo si que creo que es posible que haya un cambio, que al final, cuando la puerta se abra, podamos hacer del mundo algo un poquito mejor, que nosotros tengamos una conciencia sobre el planeta, la sociedad y nuestros conciudadanos mejor que hace un mes. Este Best Ending solo lo conseguiremos si todos pensamos que merece la pena no dejar a nadie atrás, que debemos defender lo público y acabar con los chiringuitos que solo favorecen a los intereses de una minoría. Sí abrimos la puerta con esas ideas, el hoy habrá merecido la pena, por un mañana mucho más brillante.

Espero de corazón que todos sobrellevéis esta situación lo mejor posible, que aprovechéis el tiempo en aprender más sobre vosotros mismos, desarrolléis vuestras pasiones y cuando todo acabe, disfrutéis otra vez de la compañía y el amor de vuestra familia y amigos.

Tetas (no es un post de OstiaUnLobby mío sin algo tan intelectual)

Especial Coronavirus: Lecturas para una cuarentena


¡Hola amigos! ¿Quién nos iba a decir que 2020 nos traería la muerte, eh? Nosotros estamos tan ilusionados como sorprendidos de que la humanidad perezca antes que este blog. Si alguien apostó por ello, se va a forrar, aunque no lo va a disfrutar mucho. Por lo de estar muerto, digo.

Estos días en que las autoridades nos recomiendan no salir de casa (Lo cual era ya la vida de 3 de 4 de nosotros) os hacemos algunas recomendaciones de libros y cómics de temática virulenta, para amenizar las últimas semanas de vuestra vida.

A no ser, claro que hayás comprado 4 mil toneladas de papel del culo, que entonces sois inmortales, creo.

 

Amancio Ortega

Guerra mundial Z (Max Brooks)

Ya hago el “disclaimer” para quitármelo de encima: La peli homónima NO tiene absolutamente nada que ver con el libro.

La ¿novela? (No estoy seguro de poder llamarlo así debido a su estilo periodístico) nos sitúa en un mundo en reconstrucción tras una dramática epidemia zombi a nivel global a la que la humanidad sobrevivió.  Esto no es un spoiler, sino el escenario inicial: Sabemos como acabo todo, pero nada de lo que ocurrió. De ello nos enteraremos poco a poco a través de las entrevistas que un cronista (narrador y protagonista de la obra) realiza a diversos testigos que sobrevivieron al incidente.

De este modo se explora cómo un evento de estas características afecta a las diferentes sociedades e individuos: De las grandes urbes a los más remotos pueblos de Siberia, de las bases militares a las oficinas comunes o a los buques en altamar…

Es inevitable mencionar hoy esta obra pues, en ella, al igual que en la presente situación,  encontramos el origen de la pandemia en China y las malas prácticas de su gobierno. Y muy desencaminada no irá, ya que está prohibida en ese país.

Un libro vibrante que superó todas mis expectativas y me hizo llegar somnoliento al trabajo más de una mañana. Lo recomiendo encarecidamente a cualquiera, incluso a gente que no sea fan del género.

La peste (Albert Camus)

En la argelina ciudad de Orán estalla un brote de peste bubónica, quedando la ciudad en cuarentena. El narrador seguirá las andanzas de un médico durante los largos meses que durará el aislamiento.

A pesar del dramatismo de la premisa y tener su carga de amargura, es una novela que te deja con una sensación cálida de optimismo, pues la situación acabará por sacar el lado más generoso y desinteresado de unos vecinos unidos en una lucha que les supera ante un enemigo que no comprenden.

Hay quien interpreta esta obra como alegoría de la ocupación Nazi de Francia durante la Segunda Guerra Mundial, cosa con la que estoy de acuerdo hasta cierto punto por sus reflexiones a cerca de como hay enfermedades que nunca se podrán erradicar y hemos de estar preparados para cuando resurjan.

En general no soy muy partidario de tener “un libro/peli/cómic/album favorito”, porque creo que cada cosa es para su momento, pero este es uno de los que siempre me viene a la mente cuando me hacen la pregunta.

Píldoras azules (Frederik Peeters)

Cómic autobiográfico en el que el autor nos narra su romance con una mujer portadora del VIH. No cuenta ninguna historia en concreto, sino que reflexiona sobre los retos de la convivencia, tanto con ella como con su hijo de tres años, también seropositivo.

Descubrí este tebeo cuando su autor fue invitado al salón Viñetas desde o Atlántico del 2006. Un período para mi de grandes cambios: La mayoría de edad, mi emancipación como estudiante desplazado, mis primeras aproximaciones al amor no ya tan juvenil… Y esta fue una de las primeras “novelas gráficas” a las que me enfrenté. Quedé completamente hipnotizado.

Es un tebeo bastante instrospectivo y bastante melancólico, pero no dejéis que esto os eche para atrás. De hecho, lo reelería ahora mismo si lo tuviese en casa.

La muerte en Venecia (Thomas Mann)

A principios del siglo XX, un escritor decide tomarse unas vacaciones en Venecia para recuperar la inspiración perdida. Sin embargo, lo que debía ser una plácida estancia en la playa se tuerce, por un lado por sus inesperados sentimientos de deseo hacia un joven alojado en su mismo hotel y, por otro, por un brote de cólera que comienza asolar la ciudad.

Sin duda la obra más densa y compleja de esta lista, aunque también probablemente la más reconocida. Hace años ya que lo leí, pero recuerdo el conflicto que sufre el protagonista entre el esfuerzo diario por lograr sus objetivos frente a su deseo de disfrutar de la vida, que se nos escapa para nunca volver. Algo que me afectó mucho estando yo, en aquel entonces, embarcado en una carrera universitaria para la que cualquier esfuerzo parecía insuficiente.

También recuerdo las potentes imágenes descritas del drenaje de los canales venecianos para, desesperadamente, tratar de frenar la epidemia.

 

 

Como siempre que recomiendo cosas, espero que las disfrutéis tanto como yo lo hice y que os ayude en estos días tan complicados. Por favor, sed responsables. Las autoridades no nos están pidiendo tanto, simplemente que nos quedemos en casa. Es la forma más cómoda de ayudar de la historia, así que no la liéis ¡A cuidarse!

10 pelis para sobrellevar la resaca en 2020


¡Feliz año, queridos lectores! Esta es una noche especial, una noche que hubiésemos pasado juntos los 4 redactores del blog si no fuese por la manifiesta incapacidad de Davidrago y yo para gestionar nuestras propias agendas. Otra vez será.

En cualquier caso, la noche pinta agotadora, mañana es festivo y hace frío ¿Dónde vais a estar mejor que en el sofá con vuestra manta viendo una peli divertida y ligera? Pues aquí van unos cuantos ejemplos, por si necesitaseis ideas.

 

1. Perseguido

Esta la tenía decidida desde que la vi con Javi en una visita “de emergencia” que hizo a mi casa durante este año. Esta peli es de esas que a día de hoy solo pueden verse desde el exceso y la marcianada más absoluta.

No os preocupéis por su seria y dramática premisa, enseguida comienza el desparrame de muertes, músculos y trajes horteras made in Chuache.

El Momentazo: Crees que estás viendo un drama distópico cuando de repente irrumpe un personaje llamado “Sub Zero” que nos valdría como resumen de lo que va a ser la peli en realidad.

Sí que se ha puesto duro el Saber y Ganar…

2. Eurotrip

A los que me acuseis de inmaduro por incluir esta os digo que… ¡tenéis razón! Si, como yo, aún sois capaces de disfrutar de la comedia “coming of age” os recomiendo esta joya de videoclub que en su día me hizo llorar de risa.

Eso sí, como todas las pelis de este género, es para ver en compañía de gente que comparta tu condición de descerebrado, perderá mucha gracia si estás solo o con gente seria.

El Momentazo: La noche de Ámsterdam guarda curiosos secretos, entre ellos, el misterioso club “Van der Sex”

Mi scusi…

3. Indiana Jones y la Última Cruzada

En esta lista, en pocas ocasiones recomendamos clásicos de este calibre, pero el cine de aventuras de aquella época podía construir personajes interesantes manteniendo la ligereza en la historia y sin pasarse con el drama, justo lo que buscamos.

Para mí, la más divertida de la trilogía original por tener a Sean Connery dando la réplica a Harrison Ford de forma bastante aguda.

El Momentazo: Indy nos deja claro que, sin billete, no se puede volar.

Me da a mí que los Nazis nos la colaron con lo de celebrar San Juan

4. Al filo del mañana

Una de las películas de acción más resultonas y entretenidas que he visto recientemente. La Navidad (y la resaca) hacen aflorar a nuestro niño interior, y a ese capullín le mola ver a tíos con exoesqueletos matando extraterrestres.

Aprovecho para reivindicar a Tom Cruise como heroe de acción, que parece ser siempre obviado cuando se hacen listas.

El Momentazo: El primer desembarco en la playa tiene un tono “salvad al soldado Ryan” cojonudo, tanto conceptualmente como visualmente.

No, si cuando yo digo que no hace día de playa…

5. Todo en un día

Si la resaca ha devenido en bajona, ni lo dudes, elige esta. Es un puro chute de alegría de vivir propia de ese último año de instituto en el que nos sentimos triunfantes por haber superado todos los retos de la secundaria y cualquier futuro parecía posible.

Como diría Ferris Bueller, el protagonista: “La vida pasa muy rápido y, si no nos paramos de vez en cuando a echar un vistazo, podríamos perdérnosla.”

El Momentazo: Ferris ha de regresar a su cama antes de que sus padres lleguen a casa. Para ello no dudará en tomar el camino más corto: La línea recta, así sea saltando por encima de coches, setos o allanando la propiedad de sus vecinos.

Mítico que latas un día a clase y acabas siendo la estrella de un desfile ¿A quién no le ha pasado?

6. Blade

Este año que ha terminado la magnífica saga de Vengadores, me parece un buen momento para recordar la primera peli de Marvel que no dio grima. Recomendable flipadura  de artes marciales, espadas, disparos y personajes molones.

Como detalles negativos, ese CGI horrendo de finales de los 90 y la banda sonorora, no por mala, sino por machacona para un día de resaca.

El Momentazo: Blade entra en una discoteca llena de vampiros duchándose en sangre y decide que se ha acabao la tontería.

Hola, venía a lo de la endodoncia.

7. Bienvenidos al fin del mundo

En los últimos años, Nochevieja consiste, para mí, en regresar a mi ciudad de origen y reencuentrarme con viejos amigos del instituto en los pubs locales. La película va en gran medida de lo mismo pero con un toque sci-fi bastante cachondo. Y no me extiendo más, que de esta ya hablamos este año.

El Momentazo: La pelea en los lavabos contra los “adolescentes-robot” es tan cazurra que da risa.

Y hasta aquí las similitudes con mi fin de año

8. Bowfinger, el pícaro

Para mí, el canto de cisne de Eddie Murphy. Esta película me descubrió el concepto de “Filmar a lo guerrilla”. No puedo dejar de empatizar con unos perdedores que ponen todo su corazón en una obra creativa a pesar de su falta de talento y medios.

Muy divertida, con mucho corazón y te deja con sensación de buen rollo.

El Momentazo: Cuando presentan una nueva peli titulada “Ninjas con bolsos falsos”. Con trailer y todo, un descojone.

Y va él y le contesta “No, pero me gustaría verlas” jajajaja.

9. Goldeneye

La peli de James Bond que me hizo creer que me gustaban las pelis de James Bond (En realidad no soy muy fan) No a todo el mundo le gusta el 007 de Brosnan, pero al Pierce lo que es del Pierce: en esta peli se sale.

Además del desparrame de sexo y sobradas que caracterizan al agente inglés, una curiosa trama de hackers y la presencia de Sean Bean.

El Momentazo: De la mitología Bond, reconozco sentir debilidad por Q. Y en esta peli no es una excepción. “Dicen que la pluma es más fuerte que la espada, pues ahora es cierto gracias a mí” (saca un boli explosivo)

Mala idea: La chaqueta se te arruga de cojones en el respaldo del asiento del tanque.

10. Street Fighter: La última batalla

¡Me guardé la droga dura para el final! Esta peli es una mierda, pero es NUESTRA mierda, la de todos los fans del mítico videojuego. Personajes de opereta, argumento complicado pero retarded, ropas y peinados imposibles, Van Damme con las pupilas dilatadas por la cocaína, Kylie Minogue haciendo de Cammy vaya usted a saber por qué… Consumir con precaución.

Como nota curiosa, de pequeño no me gustaba Raúl Juliá haciendo de Bison (¡poco petao!), y hoy me parece lo puto mejor de la peli con diferencia.

El Momentazo: Bison, en batín, se dirige a Chun Li mientras se sirve un copazo: “Comprende que no me acuerde de cuando maté a tus padres. Para ti sería el día más importante de tu vida, pero para mí fue un martes más” Qué puto amo.

El Coronel Guile, experto en resolver conflictos internacionales a hostión a tentetieso.

 

Esperamos haberos dado ideas. Y si no os convence ninguna, podéis echarle un ojo a estas otras listas que hemos hecho los años anteriores, que no son pocas, por cierto… ¡Cada año es más difícil no repetirnos!

Lista para 2019

Lista para 2018

Lista para 2017

Lista para 2016

Lista para 2014

 

 

 

 

 

 


 

Y este ha sido el último post de 2019. Disfrutad de las pocas horas que le quedan al año, que lo paséis estupendamente bien esta noche, sea como sea que hayáis elegido celebrarla, y que el año nuevo no os depare más que cosas buenas. Nosotros seguiremos por aquí, agradeciendo que, de vez en cuando nos hagáis una visitilla.

¡FELIZ 2020!